Análisis 2016/17: Matías Kranevitter. El jefecito menor

Tildado de heredero natural de Mascherano, el tucumano no descarta volver a River en busca de rodaje y oportunidades en una renovada Selección, después de una temporada irregular.

Análisis 2016/17: Matías Kranevitter. El jefecito menor
Kranevitter ya sabe lo que es vestir la '5' albiceleste | Foto: Archivo

Matías Kranevitter se fue de River Plate con la gran ilusión de explotar su potencial en Europa. Después de una gran demostración de fútbol en el club que lo vio nacer, ganando seis títulos, emigró al Atlético de Madrid en 2015. La poca participación en el conjunto de Diego Simeone lo hizo mudarse a Sevilla, equipo con el que disputó la última temporada. 

A pesar de no ser la mejor performance del equipo sevillano ( en La Liga; eliminado en octavos de la Copa del Rey por el Real Madrid; y afuera de la Champions League en octavos tras caer ante el Leicester), la cesión fue altamente productiva para el tucumano, que logró completar un total de 32 partidos, anotándose una asistencia

Por el lado de la Selección Argentina, no fue su mejor año y, justamente, por eso necesita mayor rodaje, ya que sólo fue al banco una vez (la derrota por 1-0 ante Paraguay, en Córdoba) y no ingresó. Hoy, a pesar de esto, está en la mira de Jorge Sampaoli como posible seleccionado.

Por eso, el volante de 24 años analiza, según sus propias palabras, la posibilidad de "volver a River, o ir a otro lado, lo importante es jugar". Si bien la chance existe, es difícil: el Atleti del Cholo Simeone no podrá incorporar jugadores hasta el 2018, por lo que no parecen dispuestos a dejar ir muchos de los integrantes de su plantilla.