Con la misión de cantar victoria

Argentina mañana visita a Ecuador desde las 20.30. La Selección buscará un triunfo para asegurarse un lugar en el repechaje donde aguarda Nueva Zelanda rival.

Con la misión de cantar victoria
Sampaoli, se subió al avión pensando en el milagro.Foto:Web

El único resultado sería ganar para no depender de nadie y si suma de a tres, entraría en la zona de repechaje o si se dan una serie de resultados podría entrar directo al próximo mundial. En la semana el DT nacional, Jorge Sampaoli, probó variantes tácticas y parece indicar patear el tablero en el once inicial.

Uno de los ingresos será en la mitad de la cancha: Eduardo Salvio y Enzo Pérez por Alejandro Gómez y Éver Banega respectivamente. El dibujo táctico sería el preferido de Sampaoli será un 3-4-2-1 con una especie de lateral-volante, los encargados de cumplir esa función serían Marcos Acuña por el sector izquierdo y por la banda derecha Eduardo Salvio, serán los encargados de esa tarea pp específica.

A simple vista ese número telefónico será en vocación ofensiva, pensando en el arco rival y colocando mucha gente en ataque. La idea será lastimar  con las velocidades de Acuña y Salvio cuando se proyecten al ataque para asistir al único referente en el área, Darío Benedetto. A comparación del partido frente a Perú en aquella noche fue un 4-2-3-1, son similares ambos estilos de juego pero en este fue con cuatro defensores definidos en la última línea del fondo.

El entrenador de la celeste y blanca tiene en claro su objetivo principal con un gol o el solo hecho de triunfar puede asegurarse el repechaje, o puede acceder directo en búsqueda del milagro. Por eso los primeros minutos del cotejo serán claves para observar el movimiento de los jugadores y dejar en el camino a un elenco, ya eliminado como Ecuador no solo con ese adversario, la albicelete se enfrentará además con la altura de Quito, que será fundamental para definir la suerte.

Y así está el panorama a horas de un encuentro transcendental, Argentina llega con la misión de conseguir los tres puntos el único resultado importante.