Alberto Lecchi: "Hemos licenciado a Alexis Zárate"

El presidente de Temperley brindó una conferencia de prensa para dejar en claro la postura del club sobre el caso de Alexis Zárate: "Hechos como estos no los queremos dentro del club".

Alberto Lecchi: "Hemos licenciado a Alexis Zárate"
Alberto Lecchi en conferencia.

El presidente Alberto Lecchi no quiso esperar para despejar dudas y dejar en claro la postura del club. Conferencia de prensa en la cancha de básquet, más gente que lo habitual y varias cámaras de televisión esperando la palabra del mandatario. Claro, todos querían escuchar qué posición toma el club sobre un futbolista acusado y sentenciado a seis años y medio de prisión por violación a Giuliana Peralta en el año 2014. 

Lecchi comenzó la conferencia brindando su explicación y abierto a contestar todas las preguntas que le quieran realizar. "Hemos licenciado a Alexis Zárate y no puede venir a entrenar", remarcó al empezar. Además, reconoció que los abogados de la institución "pensaban que podía salir absuelto" y por eso había concentrado para el partido que se llevó a cabo el lunes ante Rosario Central. 

Temperley se considera una entidad con una gran función social y para defender sus valores el presidente admitió: "Hechos como estos no los queremos dentro del club". Por eso, ni bien se conoció la resolución del juez, Zárate había sido desafectado de la concentración para el ya nombrado encuentro. 

En cuanto a los pasos a seguir de cara al futuro debe haber una reunión de toda la Comisión Directiva gasolera donde puede haber "fracturas porque puede haber gente a favor y en contra de que Zárate continúe en el club". Y también se deberá reunir con sus colegas de Independiente (quien lo cedió a préstamo hasta junio de 2018) y con el propio plantel del Cele. El presi destacó querer "un equipo unido y que no se parta". Además, en el club del Sur hay 22 actividades a las que concurren niños y niñas y habrá que prestarle especial atención a la opinión de sus padres. 

Por último, Alberto Lecchi, manifestó: "Es el caso más duro que viví en estos cinco años que estoy de dirigente". Claro, asuntos tan delicados como estos en donde entra en juego ética y moral, no son fáciles de llevar adelante.