Barajar y dar de nuevo

Tigre regresó al trabajo pensando en Temperley y en la levantada, tanto futbolística como de resultados.

Barajar y dar de nuevo
Tigre se prepara para su cuarto partido en el campeonato (Foto: Tigre Oficial).

Tigre necesita levatarse. Luego de una gran pretemporada y el armado de un plantel competitivo, llegó la realidad. Dos puntos importantes conseguidos de visitante contra Argentinos Juniors y Estudiantes de La Plata, pero una caída inesperada y categórica por 2-0 contra Defensa en el Coliseo de Victoria.

Tras una jornada de descanso, el plantel retomó el trabajo, focalizados en ganarle de visitante Temperley, por la quinta fecha de la Zona 2 del Torneo de Transición 2016, el lunes próximo a las 21.15 hs.

Los jugadores intensificaron trabajos en la parte física y táctica, con ejercicios de velocidad. La idea de Mauro Camoranesi es evitar más lesionados, ya que cueta con tres soldados menos: Erik Godoy y Leandro Marín, ambos con un desgarro en el aductor derecho (17 días de recuperación) y Erik Correa, con una distensión en el sóleo derecho (al menos 10 días más al margen).

Se trata de tres jugadores titulares y que venían rindiendo, sobre todo Correa, que ya tiene un gol en el torneo, pero Camora cuenta con bastante recambio en la zona ofensiva (Rincón, González, Luna, Janson); no así en la defensa, donde tuvo que apurar el debut de Emiliano Papa en el lateral izquierdo y ubicar a Alejadro Rébola en la zaga central (fue de lo más flojo en la derrota ante el Halcón).

Para el partido ante el Gasolero, podrá regresar Rodrigo Erramuspe, quien había sido expulsado contra Estudiantes a los 15 minutos de juego y condicionó a Tigre, que pudo rescatar una unidad en el estadio de Arsenal.

El Matador se ubica duodécimo de 15 equipos en su grupo, con sólo dos puntos. Aún debe el encuentro postergado ante Huracán, pero queda poco margen de error. El duelo del lunes será bisagra y Camoranesi, con la urgencia de conseguir buenos resultados al corto plazo y lidiando con las lesiones.