El historial de Tigre y Temperley

El segundo enfrentamiento en primera vuelve a ser de visitante. El anterior, hace un año, fue empate.

El historial de Tigre y Temperley
El historial de Tigre y Temperley

Así como hace una semana les contábamos la historia que tenía Tigre enfrentando a Defensa y Justicia, que casualmente, en Primera División tenían únicamente dos enfrentamientos en toda su historia y ambos en Victoria, esta vez toca con Temperley. Las casualidades muestran que con el Gasolero repetimos la historia, lo enfrentaremos por segunda vez en la historia de ambos equipos en la máxima categoría y nuevamente, se juega en el Estadio Alfredo Beranger, donde Temperley hace de local.

La única vez que se han enfrentado estos equipos en Primera División fue en la cuarta fecha del pasado torneo, el 9 de marzo. Ha pasado casi un año desde ese partido, que casualmente también se disputó un día lunes y cerrando esa cuarta fecha. Recién comenzado el segundo tiempo fue Fernando Brandán, mediocampista del gasolero quien abrió la cuenta y a falta de 15 minutos para la finalización del encuentro, Marcelo Larrondo igualó el marcador. Vale la pena recordar el gol de Larrondo. Zlatan Larrondo recibe la pelota entre dos defensores locales y en una confusa jugada, termina llevándose la pelota con la mano. El árbitro estaba mal ubicado y solo lograba ver la espalda del delantero matador y no pudo observar si hubo mano o no. Larrondo terminó definiendo así y Tigre y Temperley repartieron puntos en ese primer enfrentamiento entre ambos en la A.

Otro dato interesante de ese primer partido es el profundo cambio que ha sufrido la plantilla matadora. Ese día jugaron Javi García, Godoy, Echeverría, González Pirez, Goñi, Itabel, Pelletieri, Arzura, Wilchez, Luna y Larrondo. Ingresaron Bertoglio, Paglialunga y Janson. Solo Javi García y Wilchez se perfilan como titulares en el próximo encuentro de los 14 que dispurataron el anterior partido, hace poco menos de 12 meses.

Que únicamente se hayan enfrentado una vez en la máxima categoría del fútbol argentino se explica porque Tigre ha disputado 32 temporadas en esta división, mientras que Temperley únicamente 8 y claramente, la presente temporada es la segunda que coinciden.

Anteriormente sí se han enfrentado muchas veces en divisiones del ascenso, 55 en total, con 17 triunfos por los actualmente dirigidos por Iván Delfino (89 goles) y 23 por los de Mauro Camoranesi (99 goles), quedando restantes 15 empates. Sin embargo los números son más parejos si se repasa únicamente los encuentros en el Beranger, ya que el local se llevó 10 triunfos, Tigre 9 y otros 9 empates que cierran unas estadísticas muy parejas.

Repasando el último partido disputado en el ascenso, hay que viajar hasta el 7 de marzo del 2005, también en el estadio de Temperley y allí Tigre se impuso por 3 a 2, con goles de Nicolás Torres, Carlos Luna y Pablo Nieva. ¿Será que Luna pueda volver a marcarle al gasolero más de 10 años luego de aquel gol en Primera B?

Son varios los jugadores que a lo largo de los años jugaron en ambos equipos, pero resaltaremos solo unos pocos que han dejado su marca: De Muner , Krikorian y los Pasini, padre e hijo (Salvador entre el 79 y 81 en Tigre y antes en Temperley y Mariano, el hijo, pasó del Celeste al Matador en el 2006 y se quedó allí hasta el 2011). Curiosamente, padre e hijo compartieron el plantel gasolero (como DT el padre y jugador el hijo) en la temporada 2005/6.

Así como varios son los jugadores que pasaron por ambos equipos, no se puede terminar esta nota sin comentar que también son varios los entrenadores compartidos, entre ellos Ricardo Caruso Lombardi, quien en el año 1997, cuando su carrera en los bancos recién comenzaba, tuvo un paso sin ninguna gloria por el equipo del sur de la provincia de Buenos Aires. Ya es conocida su historia en el conjunto matador.

Se vuelven a enfrentar Temperley y Tigre, un nuevo encuentro más dentro de una larga lista de enfrentamientos en el ascenso, pero de poca historia compartida en primera, que busca el próximo lunes dar su segundo paso y marcar el primer triunfo en la máxima categoría.