Mantener la base

A poco de comenzar la pretemporada, Pedro Troglio tiene el desafío de potenciar al equipo para el próximo campeonato. Los refuerzos serán claves, pero tiene material para trabajar.

Mantener la base
Wilchez, Janson, Luna y Japo. Hombres importantes para lo que viene (Foto: Tigre Oficial).

Tigre terminó el Torneo de Transición con 20 unidades. Nada despreciables, teniendo en cuenta que eran 16 fechas, y en las primeras ocho jornadas sólo había cosechado seis puntos. Es decir que, con la llegada de Pedro Troglio, volvieron los triunfos (y se cortó la larguísima racha sin ganar de visitante) y se consolidó una base, con los referentes y los juveniles del club, más los refuerzos que sí rindieron.

Cuando arranque la pretemporada (ya no será en la Quinta Corigliano de Pilar, sino en Escobar) y luego venga el viaje a Salta, habrán más novedades del nuevo plantel. Sólo se fueron Leandro Marín y Horacio Orzán por el momento (y Ezequiel Cirigliano, antes que termine el campeonato), y en carpeta hay algunos nombres para sustituir al lateral derecho, que Peter conoce de Gimnasia, como Facundo Oreja y Gastón Díaz. Sin embargo, no hay nada concreto; ni de idas ni de venidas.

Los prescindibles

Los que no tuvieron rodaje, o nulo, con el DT actual y que llegaron con Mauro Camoranesi, como los volantes Sebastián Píriz y Lucas Pittinari, al igual que el zaguero central Alejandro Rébola. Asimismo, uno de los más resistidos por la gente es Kevin Itabel, que ha levantado su nivel en los últimos encuentros, aunque difícilmente continúe en Victoria. Otro que puede emigrar es el delantero Erik Correa, quien marcó un gol éste año (Argentinos Juniors), pero luego no rindió ni tuvo más chances.

¿Equipo titular?

El elenco que comenzó de arranque en el último partido, ante Douglas Haig por la Copa Argentina, fue el siguiente: Javier Gacía; Martín Galmarini, Erik Godoy, Rodrigo Erramuspe, Emiliano Papa; Alexis Castro, Lucas Menossi, Jorge Rodríguez; Itabel, Lucas Janson y Federico González. Un equipo cerca del ideal, sacando a Itabel (su lugar es de Sebastián Rincón, quien se recupera de una lesión) y en lugar de Patito de 4, buscar un sustituto y que regrese al mediocampo. Castro (autor de tres goles ante Atlético Tucumán) va y viene, mientras que Lucas Wilchez siempre es candidato para el segundo tiempo, para tener la pelota y armar juego.

Los chicos que prometen

En el certamen anterior, tuvieron su bautismo en la máxima categoría varios juveniles. Sebastián Balmaceda, Santiago Villarreal, Fernando Redondo y Ramón Miérez. Éste último fue el que más protagonismo tuvo, ya que anotó un gol (a Sarmiento, en Junín) y es una de las grandes promesas para el futuro. Debutó en Primera con Pepe Castro, y con Troglio va sumando cada vez más minutos.

La duda del arco

Javier García es el dueño del arco matador hace más de cuatro años. Fue importantísimo en las campañas que llevaron a Tigre a ser subcampeón del Clausura 2012 y la de la Copa Sudamericana del mismo año, además de estar presente en la histórica participación en la Copa Libertadores 2013. Tras su paso por Boca, se afianzó en el Matador, pero es factible que considere un cambio de aire, y si le llegan propuestas del exterior, las analizará. En el plantel actualmente están Adrián Gabbarini, quien atajó en Independiente, y Fernando Lugo, un juvenil de la casa que tuvo su debut en la Copa Argentina 2015, ante Racing. Si se va Javi (lo cual sería una baja más que sensible), hay opciones.

La incógnita de los ídolos

Referentes que son titulares o forman parte del primer recambio que continúan en vigencia, como Martín Galmarini (un comodín, dado que juega de 8 y con mucha llegada al área pero, cuando la situación lo amerita, se retrasa en el lateral y colabora con la marca), Juan Carlos Blengio (pilar y titular indiscutido, que se lesionó, se operó y espera llegar antes de fin de año) y Carlos Luna (que perdió lugar en el tridente titular, aunque suele ingresar desde los relevos continuamente). En tanto, el defensor Mariano Echeverría, titular con Gustavo Alfaro y borrado por Camoranesi, volvió a entrenar con el primer equipo con Troglio, aunque aún no le dio minutos. Por su parte, el volante Diego Castaño, ya con 37 años, tendrá que considerar si continuará a pelearla. El torneo pasado, el Pulpo jugó los minutos finales ante Boca (para la ovación de la gente), los dos cruces ante Sarmiento y Aldosivi.

Lo que viene

Tigre no disputará Copa Sudamericana ni Copa Argentina en el semestre que viene, por lo que el Matador únicamente se enfocará en la primera etapa del próximo certamen (la Superliga, cerca de confirmarse). Cómodo en los promedios (aunque pueden eliminarse), en busca de recuperar el protagonismo perdido de los últimos años. Troglio requiere laterales, volantes por afuera y algún delantero más (las lesiones siguen acechando a Victoria). El mercado de pases promete ser activo, pero el DT no debe descuidar su base actual que, sobre la marcha, le ha dado resultados.