Dos caras nuevas

Luego de haber comenzado la puesta a punto sin caras nuevas, Pedro Troglio puede sonreír. El Matador ya abrochó a sus dos primeras incorporaciones, en el sector izquierdo de la defensa.

Dos caras nuevas
Oliver y Urribarri, los nuevos matadores (Fotos: Tigre Oficial).

Ya con la pretemporada en marcha, comenzó el lunes, el DT del Matador no contaba con caras nuevas, pero los dirigentes agilizaron las cosas y en el fila de ayer llegaron dos refuerzos a Victoria. Se trata de Bruno Urribarri y Oliver Benitez, el último mencionado muy pedido por el entrenador.

Urribarri, lateral izquierdo de 29 años, hizo inferiores en Boca Juniors y luego tuvo su debut en Primera División en 2007 - Quilmes. Pero no quedó mucho tiempo en La Boca. Y pasó por los siguientes clubes:
2007 [➡] Argentinos Juniors
2008 [➡] Astera Tripolis (Grecia)
2011 [➡] Colon de Santa Fe (donde marcó el unúnco gol de su carrera)
2014 [➡] River Plate
2015/16 [➡] Atletico Rafaela.

Bruno Urribarri es uno de los privilegiados de haber jugado de forma profesional en Boca Juniors y River Plate. En el Millonario, ganó cinco títulos (incluyendo la Copa Libertadores 2015, en la cual jugó un partido), pero no rindió y sólo jugó siete encuentros oficiales en La Banda. En La Crema, entre 2015 y 2016, tampoco tuvo demasiada continuidad: 12 partidos. Firmó por un año en con club de Victoria.

Golazo de tiro libre de Urribarri a Vélez

El otro que estampó su rúbrica en el Matador fue Oliver Benítez, a quien Pedro Troglio había pedido sí o sí a los dirigentes, ya que lo conocía desde Gimnasia de La Plata.

El defensor central, devenido en lateral izquierdo, tiene 25 años e hizo debut el 6 de noviembre de 2010 en Gimnasia y Esgrima La Plata. Marcó su primer gol a Instituto en la B Nacional. Mientras que el 16 de agosto de 2015, anotó su primer tanto en la máxima categoría, a Argentinos Juniors. En el Lobo, en total: 83 PJ, 2 goles. Llega en condición de préstamo por un año.

El gol de Oliver a Argentinos

Troglio ya puede respirar tranquilo, sabiendo que viaja a Entre Ríos (donde realizarán la parte más dura de la pretemporada) con dos caras nuevas. Y en cualquier momento puede sumarse la tercera, la de Diego Morales. Sonría, Pedro.