Uruguayos matadores

Ante la reciente llegada de otro uruguayo a Tigre, repasamos los últimos años de los vecinos orientales en el Matador.

Uruguayos matadores
Cáceres,, Ribair, Pintos, Goñi, Piriz, Japo, Ferreira, Choy (Fotomontaje).

Si hacemos un repaso por los últimos años, nos costará encontrar un equipo de Tigre sin algún uruguayo en las filas del equipo.

Algunos jugadores han tendio más peso, ganándose el corazón de la hinchada y siendo importantes para el cuerpo técnico, como es el actual caso del Japo Rodríguez. Otros jugadores han pasado sin dejar su huella, como recientemente ha sido el caso de Sebastián Piriz, quien llegó prometiendo mucho y se fue apenas disputando algunos partidos.

Desde la vuelta a Primera, los uruguayos que más veces vistieron la camiseta fueron Diego Ferreira, en la 2012/13 jugó en 37 oportunidades y con 2 goles en su haber, teniendo en cuenta que jugó Copa Sudamericana, Pablo Cáceres, con dos etapas en el club totalizando 35 partidos (sin goles), la primera en la 2010/11 y la segunda sumó algunos pocos partidos en el 2014.

No son ellos los jugadores orientales con más partidos históricos en el club. Ese honor lo tiene Alejandro Orfila (80 partidos entre 1999 y 2003) y Darwin Dalmás (60 en la 1975/76). 

Pintos, Cáceres, Goñi y Píriz, los charrúas más recientes, que duraron poco.

Volviendo a los tiempos de Primera, la lista de jugadores que pasaron por Tigre es larga, pero pocos han logrado tener un éxito tal que valga la pena tenerlos en mente y recordarlos con el cariño que la hinchada le recuerda solo a algunos pocos privilegiados.

Sebastián Rosano jugó 29 partidos en la temporada 2008/09 (fue titular y dejó el club para irse a Racing, donde no le fue bien y rápidamente dejó ese club también).

Ribair Rodriguez, jugador que llegó a Tigre en el 2010 desde su Danubio inicial y que logró un empujón en su trayectoria. Luego de disputar 21 encuentros (sin goles) pasó por Belgrano, Siena, Boca y Santos Laguna.

Junto a Ribair Rodríguez llegó otro uruguayo de igual apellido, Braian Rodríguez. Este delantero estuvo en el 2010 y apenas logró jugar 12 partidos (la gran mayoría de suplente) y marcar en 2 oportunidades. De a poco perdió su lugar en la banca y terminó dejando rápidamente el club.

El siguiente uruguayo de la lista también participó del equipo del 2010. Este trotamundos jugó 9 partidos ese año y se fue tan rápido como llegó. Se trata de Gonzalo Choy González  que en Argentina jugó en Gimnasia de La Plata, Olimpo, Quilmes, Argentinos Juniors, Rosario Central, Tigre, Arsenal de Sarandí, Gimnasia de la Plata y desde entonces en el ascenso argentino (tres equipos desde el 2013, entre ellos Almagro).

Andrés Rodales llegó a Tigre en la temporada 2011 procedente del club que lo vio nacer, Liverpool de Uruguay. Este lateral derecho disputó un total de 26 encuentros (sin goles). Luego jugó en Atlético Rafaela y actualmente en Peñarol del Uruguay.

Diego Ferreira, vino al Matador procedente de Defensor Sporting en la temporada 2012 y estuvo en Tigre un año, donde alternó torneo local con Copa Sudamericana. Tuvo mucha presencia en el equipo titular, aunque era algo resentido por la hinchada. 37 partidos y 2 goles dejó con esta camiseta para luego pasar a Atlético Rafaela.

Ernesto Goñi llegó para cubrir un puesto con mucha rotación en Tigre, el de lateral izquierdo. Gustavo Alfaro lo trajo procedente de Estudiantes de La Plata. En Tigre jugó 23 partidos (un gol), durante la temporada 2015/16. El jugador, recordado por sus potentes laterales partió para jugar en Almería, del ascenso español y dirigido por Gorosito.

Llega ahora otro uruguayo a Tigre. Se trata de Paulo Lima. 

Los últimos jugadores charrúas son Jorge 'Japo' Rodriguez Sebastián Piriz. El primero fue titular y clave con Alfaro, luego "borrado" por Camoranesi hasta que la hinchada forzó su vuelta al primer equipo y ahora parece ser clave, nuevamente, bajo la conducción de Troglio. El Japo tiene 3 goles en Tigre (Todos de local: Colón, Huracán y Sarmiento). Disparó 2 veces desde el punto de penal, no logrando marcar.

Sebastián Píriz dejó Tigre tras haber jugado ocho partidos, quien llegó procedente de Peñarol y con el título de buscado por muchos equipos argentinos (Vinculado con Racing y con Boca). Nunca logró demostrar el interés por él mostrado y perdió el poco lugar que llegó a tener, hasta perder toda oportunidad. 

Además de los mencionados, hay otro grupo selecto de jugadores que apenas han logrado jugar, o no: Cristhian Britos en 2011 (no llegó a jugar ningún encuentro); Maximiliano Montero también en 2011 (2 encuentros, sin goles); Pablo Pintos en 2013 (2 encuentros, sin goles).

Sólo dos de los 34 uruguayos que pasaron por el club superan las 50 presencias. ¿Podrá Paulo Lima ganarse un lugar en el conjunto de Pedro Troglio o terminará como los últimos mencionados? ¿Podrá Japo Rodríguez ser el tercero?