El memorable ascenso del 2007

El Matador volvió a Primera después de 27 años. Fue en una Promoción que quedó para el recuerdo, y un reducido donde dejó a dos clásicos en el camino.

El memorable ascenso del 2007
Los jugadores se abrazan y festejan el gol en Mataderos (Foto: Web).

A finales del año 2006, el gran Ricardo Caruso Lombardi se fue de Tigre y quien asumió en  su lugar como director técnico del Matador fue Diego Cagna, para él esta fue su primera experiencia como entrenador. El arranque no fue muy bueno ya que el Matador fue derrotado ante San Martín de San Juan por 4 a 2.

La campaña fue mejorando cuando Cagna puso todo su conocimiento al frente y logró conseguir el equipo de juego que el quería ver en cancha, pudo conseguir 13 partidos consecutivos sin perder durante el campeonato y así obtuvo una cómoda clasificación en el Torneo Reducido, pese a haber caído en Córdoba, ante Instituto, por 1-0, en la última fecha de la fase regular.

En el Torneo Apertura 2006, Tigre finalizó 3º con 35 puntos, a 5 del campeón Olimpo, cosechando 10 victorias, 5 empates y 4 derrotas. En el Clausura 2007, que también consagró a Olimpo, Tigre consiguió la 6ª ubicación, con 8 victorias, 8 empates y  3 derrotas. Con 67 puntos, Tigre se posicionó 5º en la tabla general y clasificó al Torneo Reducido por un lugar en Primera División, junto a Atlético de Rafaela, Platense y Chacarita Juniors. Chaca fue el primer rival.

En la primera instancia, Tigre dejó en el camino al conjunto de San Martín gracias a la ventaja deportiva: el Matador había caído por 3 a 2 en cancha de  Lanús pero en Victoria, le ganó 1 a 0. En la siguiente fase le tocó visitar a Platense, quien venía de dejar en el camino a Atlético Rafaela. El 1° partido se disputó en Vicente López e igualaron 0 a 0, en el partido de vuelta en Victoria, Tigre logró el triunfo por 2 a 0  y accedió a jugar la Promoción  para ascender a la Primera División ante Nueva Chicago.

También se jugaron dos partidos (ida y vuelta), el primer partido se disputó en Victoria un jueves, ante más de 19.000 personas. Tigre triunfó 1 a 0 con un golazo inolvidable de chilena de Leandro Lázzaro. La revancha se llevó a cabo el lunes siguiente en Mataderos. Tigre triunfó 2 a 1 y, ya en tiempo adicional, cuando Martín Morel se disponía a rematar un penal que le había cometido Carlos Navarro Montoya, la parcialidad local invadió el campo de juego, provocando serios incidentes al agredir a la tribuna donde se encontraba la gente de Tigre. Tristemente, los hechos se generalizaron a la salida del estadio República de Mataderos y, como terrible consecuencia de ello, se debió lamentar la muerte del simpatizante tigrense Marcelo Cejas.

La formación que utilizo Diego Cagna ese día que todos los hinchas de Tigre jamás olvidarán fue: 1. Daniel Islas; 4. Fernando Stang, 2. Alexis Ferrero, 3. Juan Carlos Blengio; 8. Martín Galmarini, 5. Diego Castaño, 6. Román Martínez, 11. Nicolás Torres, 10. Lucas Wilchez; 7. Juan P. Pereyra, 9. Leandro Lázzaro.