Romperredes matadores

Hay dos futbolistas que superaron la barrera de 100 tantos en la institución, y uno, aún en actividad, se acerca a la cifra. Los goleadores merecen su reconocimiento.

Romperredes matadores
Romperredes matadores (fotomontaje).

Goles son amores. Por lo tanto, los delanteros que mantienen una regularidad sostenida y que fueron importantes para lograr objetivos en el club, quedan marcados a fuego en la memoria colectiva. Por lo tanto, repasaremos a los cinco artilleros más importantes que pasaron por Tigre.

Juan Andrés  Marvezzi: sinónimo de gol. Supo estar en la elite de goleadores del fútbol argentino a fines de la década del ´30 y comienzos del ´40.  El tucumano nació en 1915, y arribó al Matador en 1937, proveniente de Bella Vista, un club de su provincia. En el Matador dejó una huella increíble: entre 1937 y 1943 (en el medio, un paso muy fugaz en Racing en 1942), disputó 173 partidos, en lo cuales anotó 116 tantos. Es el máximo goleador de la historia del club, y eso que sólo estuvo seis temporadas. Asimismo, estuvo en la Selección Argentina, y fue el goleador Albiceleste en el Sudamericano 1941 (hoy Copa América), en Chile, con cinco tantos, y campeón además.

Edgardo Luis Paruzzo: el delantero chaqueño llegó a Tigre en 1980, tras un paso por Altos Hornos Zapla. Le tocó descender a Segunda División en su primer año en Victoria, aunque marcando 13 goles y siendo el goleador del equipo en su primera temporada.  Jugó en el Matador durante casi toda la década del ´80, hasta 1989 (estuvo un tiempo corto en el fútbol colombiano), lapso en el cual, en 344 encuentros, anotó 104 tantos y sólo es superado por Marvezzi. Como curiosidad, en 1981, marcó cinco goles en un mismo partido, a Defensores de Belgrano (fue 7-1).

Carlos Luna: el Chino, el único delantero en actividad de la lista y que puede acercarse al centenario. Con 34 años, es ídolo absoluto de la gente tigrense y su meta es llegar a los 100 goles. Llegó al club en 2004, tras sus pasos por Deportivo Español y All Boys . Fue determinante en el bicampeoanto 2004-05, en el cual el Matador logra su ascenso a la B Nacional. Regresó en 2008, para seguir con su racha goleadora y llevar a su equipo al 2° puesto del Apertura ´08. Se fue en 2010 (en el Clausura ´10, le marcó un triplete a Boca) y regresó en 2011-2012, siendo subcampeón del Clausura´12 y goleador de ése torneo (con 12 tantos). El cordobés y su arribo definitivo fue en 2014. Lleva 89 goles en 212 partidos disputados, en sus cuatro etapas en el Matador.

Juan Carlos Haedo: un referente del amateurismo en Victoria. Estuvo en Tigre de 1923 a 1932, y tiene como honor haber marcado el primer gol de Tigre en el Profesionalismo, a San Lorenzo. Hizo tridente con el “alemán” Adolfo Heisinger y Pedro Boide. Anotó 86 goles, y tiene en su haber un partido con cinco goles, al igual que Paruzzo.

Luis Cesáreo: oriundo de Zárate, en 1948, hizo su estreno en el Matador. Fue un artillero letal, que en el medio tuvo pasos por Boca Juniors y Racing Club, pero donde mejor rindió fue en Tigre: entre el ´48 y el ´56, en 171 presentaciones, marcó 81 tantos. Fue fundamental en el ascenso a Primera de 1953, dado que fue el goleador del equipo. También fue el más destacado en el 6° lugar del torneo de 1955, que fue la mejor campaña de Tigre en Primera hasta 2007. Asimismo, anotó 23 goles entre los 25 partidos de la gira del Matador por América en 1956, la más exitosa de cualquier equipo argentino en la historia.