Análisis por bloque Tigre 2016/17

Durante la pretemporada, Pedro Troglio decidió cambiar la táctica y darle rodaje a su 4-2-3-1. Así pretende jugar de ahora en más el Matador.

Análisis por bloque Tigre 2016/17
El equipo base de la pretemporada (Foto: Tigre Oficial).

Cuando Pedro Troglio asumió, tenía la gran responsabildad de conseguir resultados inmediatamente, ya que Mauro Camoranesi había dejado a Tigre en los últimos puestos. Es así quien pleno debut, ante Racing y en el propio Cilindro, Peter apostó a un audaz 4-3-3, con un trío de ataque y en el medio, un volante de contención y dos futbolistas con llegadas desde las bandas. Fue empate 3-3 en Avellaneda, sin embargo, le dio resultado ese fútbol ofensivo, ya que cosechó, desde la fecha 9 a la 16, un total de 14 puntos, para terminar con las 20 unidades que se habían planteado como objetivo.

En éste largo receso, con innumerables amistosos y un recorte importante del plantel (la mayoría, jugadores que no iban a tener minutos este próximo semestre), el cuerpo técnico moldeó otro estilo de juego, ofensivo, pero más equilibrado: línea de cuatro defensores, dos volantes de contención, un tridente más adelantado para generar fútbol y un punta, como referencia de área. Del 4-3-3 al 4-2-3-1. Así están los bloques.

Arqueros

Hubo una baja muy sensible, la de Javier García, que se lesionó en el amistoso ante River en el Monumental. Hace más de cuatro años que Javi es el dueño del arco tigrense, un referente, y sólo salió del equipo por lesiones o suspensiones. 

Troglio tiene a mano varias opciones para sustituir a Javi, que son Adrián Gabbarini, con pasado en Independiente, que cuenta con experencia. Lo más probable es que sea Gabba el número 1, y que sigan esperando su chance los juveniles Fernando Lugo, Mati Blengio y Marcos Wolff. Así y todo, buscarán otro guardameta de experencia.

Defensa

La base del semestre pasado, aunque con dos bajas, ya que no están Leandro Marín (el 4) ni Rodrigo Erramuspe (el 6). Sin embargo, continuará la línea de cuatro, con Paulo Lima (refuerzo) en el lateral derecho; la zaga central con Erik Godoy (que jugó en todos los puestos de la defensa) y Oliver Benítez (otro de los nuevos), y Emiliano Papa en el lateral izquierdo (otra alternativa de 3 es Bruno Urribarri). Dos centrales sólidos y de buena talla para las pelotas paradas a favor y en contra, y laterales con marca y proyección.

Mediocampo

Se divide en dos; primero con dos volantes situados en el círculo central, uno más defensivo y otro con más llegada al área rival: primero, Lucas Menossi, mediocampista de corte y contención, y a su lado Martín Galmarini, volcado levemente a la derecha y con más proyección, sin descuidar la marca. El Pato estuvo jugando de lateral por derecha, muchas veces por no contar con otra variante, pero con la llegada de Lima, volvió al medio, donde mejor se siente.

El segundo bloque se compone de tres volantes más adelantados, en tres cuartos de cancha, los encargados de generar el juego y las llegadas al arco rival. Un "trío fantástico", con Diego Morales como el conductor, acompañado por Lucas Janson, el goleador del semestre pasado que se retrasa para acompañar en la creación, y del otro lado izquierdo Jorge Rodríguez. En su momento en esta pretemporada, Japo estuvo en el medio junto a Menossi, pero Troglio lo adelantó para no desaprovecharlo, así tiene en la parte ofensiva a sus tres mejores jugadores de buen pie.

Delantera

Se disolvió el tridente de semestre pasado, quedando sólo Federico González como referencia de área, que es el atacante que mejor se adapta a este nuevo sistema. Con Janson más atrás, salió del equipo titular Sebastián Rincón, como variante más que interesante. Asimismo, el DT puede optar por un histórico artillero como lo es Carlos Luna, que no pierde su vigencia ni sus ganas, y a Ramón Miérez, el juvenil de las Inferiores que ya acumula un puñado de partidos y un gol en Primera, y que va a dar que hablar. Fede no puede relajarse, ya que cuenta con competencia nterna muy intensa.