El podio matador frente a Boca

Tercer empate consecutivo y como siempre, Tigre tuvo jugadores en muy buena forma y otros que facilitaron el empate rival.

El podio matador frente a Boca
Iñíguez, de lo mejor del Matador (Foto: Tigre Oficial).

Tigre fue recibido por una multitud en victoria, con su público pensando en ganar su primer partido, teniendo en frente a Boca. Y la realidad muestra que no tuvo lejos del resultado esperado. 

El conjunto de Pedro Troglio tuvo dos estrategias, la de presionar, robar, encarar y tratar de ganarlo por más de haber desperdiciado jugadas clarísimas) y la otra, de meterse atrás, de no saber salir, de saberse superado por un rival superior y que finalmente cumplió con lo que se veía venir, el empate.

¿Por qué pudimos quedarnos mínimo con un punto? 

Por Gaspar Iñiguez, por Lucas Janson y por Diego 'Cachete' Morales, que entre los tres han sabido generar la salida organizada, el contrataque temeroso y la generación de riesgo en el área rival. Cerca estuve de pensar para esta misma sección a la Pantera Sebastián Rincón, pero la agilidad y facilidad que tuvo para quedar mano a mano, se contrarestó con la mala definición y las muchas ocasiones desperdiciadas.

Gaspar Iñíguez: Sinónimo del juego pensado en Tigre. Si logramos que la pelota salga ordenada, que pase de los defensores a los creativos, es por él. Sus pases son presisos y tiene la inteligencia, a pesar de su juventud, para saber cuando correr, cuando habilitar y cuando dormir la jugada.

Diego Morales: Es fácil resumir por qué Cachete está en el podio. Volvió el enganche. Volvió el 10. Tomó la pelota, armó, presionó, distribuyó, y hasta robó, encaró y ¡anotó! Se le abrió el arco y eso puede ser un hito importante para el futuro suyo y de Tigre.

Lucas Janson: Encara por izquierda y nadie puede pararlo. Centra bien, con presisión e inteligencia. Encara con habilidad y desequilibrio. Sólo le faltó su gol para llevarse el premio de MVP (Most valuable player o Figura de la cancha).