El Matador sigue en levantada

Tigre venció como local por 2-1 a Belgrano de Córdoba y hace siete partidos que no pierde. El equipo de Pedro Troglio sigue escalando posiciones en el campeonato.

El Matador sigue en levantada
Tigre celebrando el segundo gol (Foto: La Nación).

En los primeros partidos del campeonato, Troglio y los jugadores coincidían en que les estaba "faltando suerte", y que el rival, sin superarlos abrumadamente, lograba su objetivo y el Matador se quedaba sin nada, o con muy poco. Fueron sólo tres puntos de los primeros 15 en juego. Sin embargo, todo empezó a cambiar desde la fecha seis, con la goleada en Bahía Blanca, llegaron los triunfos y la consolidación en la tabla de posiciones, con 13 unidades para el elenco de Victoria.

Triunfo merecido

Tigre recibía a Belgrano de Córdoba en el Coliseo. El equipo cordobés sólo había ganado un encuentro en el torneo, aunque su principal objetivo es la Copa Argentina, donde está en la semifinal. El Matador, con el regreso de Diego Morales a la titularidad y con Paulo Lima jugando de central (por la baja de última hora de Erik Godoy), tomó la iniciativa desde el primer momento, con campo para desbordar y generar juego en tres cuartos de cancha. El primer gol llegó a los 11 minutos, tras un jugadón individual de Alexis Castro, que superó a sus marcadores a pura gambeta y con su zurdazo infló la red.

Con pocos argumentos ofensivos, el Pirata logró empatarlo mediante un penal aislado, que Claudio Bieler canjeó por gol. Tras la igualdad, Tigre siguió en plan de ataque, pero chocó con la figura de Juan Carlos Olave, el gran resposable que el primer tiempo terminara 1-1.

En el complemento, el local insistió con el plan de buscar espacios para lastimar, aunque el reloj seguía su curso y la visita, cómoda con la iguladad, aguardaba por alguna ocasión de contragolpe o pelota parada. Casi lo logra, en un tiro libre que encontró a toda la defensa tigrense tomando una siesta y apareció solo Luján, mandándola por encima del travesaño. Perdonar a Tigre fue fatal para el equipo cordobés, ya que instantes después llegó el segundo tanto matador, a falta de 15 minutos, por un derechazo letal de Cachete Morales, que finalmente pudo vencer a Olave.

Belgrano fue con todo por el empate, pero no pudo. Tigre tuvo chances muy nítidas de cerrar el encuentro y terminar más relajado, pero ésta vez, Carlos Luna no pudo seguir tachando la bandera con su cuenta regresiva hasta los 100 goles. Sin embargo, en el análisis global, fue una victoria merecida, incluso con la cuota de fortuna que se pedía.

Números que sonríen 

- Tigre, que comenzó muy mal el certamen, se enderezó: sumó 10 de los últimos 12 puntos en juego. Sólo Talleres logró puntaje ideal en los últimos cuatro partidos.

- De la fecha 1 a la 5, Tigre sólo había marcado tres goles. En las últimas cuatro presentaciones, el Matador encajó 10 tantos.

- Tercer triunfo en el campeonato, con el dato que todos fueron ante equipos del interior: 4-1 a Olimpo de Bahía Blanca, 3-1 a Unión de Santa Fe y 2-1 a Belgrano de Córdoba.

- Goleadores de Tigre en el torneo: Luna (5 goles), Morales (3), Castro (2), Rincón (1), Benítez (1) y Godoy (1).

A corregir

En todos los nueve partidos del torneo, el arco de Tigre sufrió al menos un tanto. No se mantiene la valla invicta desde el empate 0-0 contra Douglas Haig.

Además, por tercera vez en el torneo, le convierten a Tigre desde los 12 pasos: lo lograron Cuesta (Independiente), Blanco (Olimpo) y ayer Bieler (Belgrano).

Juveniles, plenos

Diego Sosa, que empezó a tener más protagonismo en los últimos partidos, ayer fue una de las figuras, jugado en el sector izquierdo del mediocampo. Se animó a subir, a pisar el área rival, a rematar afuera del área. Tuvo su gol en el primer tiempo, pero Olave, con el pie, se lo impidió. Realmente, una grata aparición, que va sumando ritmo y confianza.

Asimismo, por lesión de Lucas Menossi, ingresó Agustín Cardozo, volante central que jugaba su segundo partido en Primera División. Se la bancó bien, con quite, presencia, y relevos constantes.

Por otro lado, más allá de que es un poco más grande y ya está en su segunda etapa en el club, respondió Emiliano Ellacópulos, quien se ubicó por la izquierda y gracias a su centro/remate que dejó rebote Olave, pudo marcar Morales el segundo gol, el de la victoria.