Cardozo, una buena apuesta

Agustín Cardozo, en su segundo partido en Primera División, mostró un buen nivel y dijo que se sintió cómodo jugando con los más experimentados.

Cardozo, una buena apuesta
Cardozo en acción (Foto: Prensa Tigre).

Este año, los juveniles del Matador tuvieron bastante protagonismo. Primero con Mauro Camoranesi y luego con Pedro Troglio, debutaron en la Primera División varios chicos, como Sebastián Balmaceda, Santiago Villarreal, Fernando Redondo, Ramón Miérez, Diego Sosa y Agustín Cardozo. Jugadores de la cantera que fueron sumando rodaje y actualmente forman parte del recambio del primer equipo.

Cardozo, volante central que se había estrenado en la máxima categoría en los minutos finales de la goleada a Olimpo en la fecha 6 (entró por Sebastián Rincón), en el partido pasado ante Belgrano ingresó en el primer tiempo, debido a la molestia de Lucas Menossi, y se asentó en el mediocampo, jugando, marcando, buscando al mejor receptor y jugando con solvencia, a pesar de que recién está dando sus primeros pasos.

El juvenil dialogó con Tras Los Pasos del Tigre y manifestó que le gustó el desafío de se el 5 de Tigre, junto a Alexis Castro, otro de los chicos de la casa: "Estoy muy contento salió todo bien. Me sentí muy cómodo jugando con Pucho de doble cinco".

Asimismo, en un plantel repleto de grandes referentes como Diego Castaño (un 5 histórico de la institución), Martín Galmarini y Carlos Luna, Agustín expresó que tuvo apoyo: "Los grandes me dieron un gran respaldo en el vestuario y me hicieron sentir muy cómodo". Por otro lado, también resaltó la palabra de Troglio: "La confianza es todo y vale muchísimo. Pedro me pidió que juegue tranquilo de doble 5 con Pucho, me dio una gran confianza", cerró.

En los últimos años, muchos jugadores surgidos del semillero tigrense se asentaron en el círculo central, entre ellos Joaquín Arzura (hoy en River), Lucas Menossi ahora y quien se asoma, Agustín Cardozo, quien dejó de jugar en la Reserva para empezar a ser parte de los concentrados de la Primera. Listo para el próximo desafío, con mucho para aprender pero también, con mucho para darle a Tigre.