El Matador sigue en picada

Con un polémico arbitraje de Pedro Argañaráz, Tigre cayó por 2-1 ante Velez en el estadio José Amalfitani. Alexis Castro anotó el empate parcial. Poquito del cuadro de Sava, que todavía no sale de la crisis futbolística.

El Matador sigue en picada
Lima y Cardozo disputando la pelota (Foto: Olé).

Antes que nada, hay que resaltar que el Fortín se llevó la victoria gracias a un penal que sólo vio Pedro Argañaráz al minuto 90, por el cual amonestó a Paulo Lima y Mariano Pavone decretó el 2-1 final para el dueño de casa. Sin ese grosero fallo del juez, el encuentro habría terminado en tablas, lo que se adecuaba más al contexto.

Facundo Sava, luego de la dura derrota en la Copa Argentina ante Deportivo Riestra (de la Primera B Metropolitana), decidió hacer cambios, pero no sólo de nombres, sino de táctica: volcó a Martín Galmarini en su puesto habitual, de 8, y al uruguayo Lima de lateral por derecha. Asimismo, sin Diego Morales, volvió al ruedo Alexis Castro, ya recuperado de su lesión, jugando por la izquierda.

Como en los últimos encuentros, presionados por la mala posición en la tabla de posiciones, los jugadores del Matador tomaron la iniciativa y fueron a buscar el partido. Sin embargo Vélez, que también atraviesa un momento delicado, comprometido seriamente con los promedios, pudo abrir el marcador a través del Tanque Pavone, de penal. Resultado injusto, pero en la última jugada del primer tiempo, emparejó las cosas Pucho Castro, que si bien no estaba teniendo un buen encuentro, pudo anotar un golazo y llegar a cinco goles en el campeonato, sólo que los cuatro anteriores sirvieron para ganar (Olimpo, Belgrano, Quilmes y San Lorenzo).

En la era Sava: 6 puntos de 21 en juego. Cinco derrotas y solo dos éxitos.

En el complemento, El Fortín se arrimó más al área Adversaria. Tigre bajó la intensidad y sólo podía generar peligro por medio de un pelotazo largo al solitario Ramón Miérez.  Sava intentó darle más juego aéreo al equipo con las entradas de Carlos Luna y Mariano Echeverría (quien no jugaba desde la fecha 5, ante Boca). Sin embargo, nada cambió y padecía que él Matador se llevaba a Victoria al menos un punto, hasta el penal inventado que derivó en él doblete de Pavone.

Más allá de ese error arbitral, Tigre volvió a desaprobar en materia juego y encima, combinándola con la mala fortuna, presente desde el inicio mismo del torneo. Sólo 24 puntos en misma cantidad de fechas, estando entre los cinco peores equipos del campeonato y números que se van a sentir en la próxima temporada.

Otro detalle a tener en cuenta es que a Tigre le sancionaron penales en cuatro de sus últimos cinco partidos: Racing, Banfield, Talleres y los dos contra Vélez. Excepto el remate de Brian Sarmiento, del Taladro, el resto terminaron en gol...


Share on Facebook