Comienza la depuración

Mañana vencerán los contratos de varios futbolistas, que no serán renovados y por ende se marcharán del club, con poco rodaje este campeonato.

Comienza la depuración
Benítez, Papa, Urribarri e Iñíguez no rindieron como se esperaba (Fototomontaje).

Se terminó el campeonato. Una pésima campaña, obteniendo el puesto 24 con magros 31 puntos. Sin embargo, es hora de pensar en lo que viene y en el nuevo Tigre que pretende Caruso Lombardi. El plantel quedó licenciado hasta el 12 de julio, cuando comience la pretemporada de invierno. Sin embargo, hay varios jugadores que empiezan a armar las valijas, ya que sus respectivos préstamos finalizan este 30 de junio y no serán renovados. A continuación, los casos:

Oliver Benítez

El defensor, proveniente de Gimnasia de La Plata, estampó su vínculo con Tigre en julio del año pasado, por pedido expreso del por entonces DT Pedro Troglio. El zaguero empezó como titular, luego de lesionó y regresó para formar la dupla central con Erik Godoy. Con Sava al mando, Benítez perdió el puesto, a base de muy malos rendimientos. Con Caruso jugó los últimos tres partidos, como lateral por izquierda. Sin embargo, la dirigencia no le renovó el contrato y regresará al Lobo. Disputó en total 16 partidos en Tigre, con un gol: a Olimpo, en Bahía Blanca, de tiro libre (4-1).

Bruno Urribarri

El lateral por izquierda, quien jugó en Boca y River, también vino a préstamo por un año, de último paso en Atlético Rafaela. Con Troglio era titular, pero poco a poco fue perdiendo protagonismo, hasta quedar incluso afuera de los concentrados. Su último encuentro de titular fue ante Deportivo Riestra, en la Copa Argentina. No pudo destacarse en el Matador, y sólo disputó 11 encuentros, sin goles.

Emiliano Papa

Otro lateral por izquierda que no va más. Arribó a la institución de Victoria a comienzos de 2016, cuando el entrenador era Mauro Camoranesi, firmando contrato por 18 meses. Con Troglio tuvo más continuidad, sin poder afianzarse dentro del once titular. El ex Vélez e Independiente tan sólo estuvo en cancha 17 veces en Tigre; y sólo 4 en el anterior campeonato. No anotó goles y quedó muy relegado en los últimos meses.

Gaspar Iñíguez

El volante central de buen pie, quien se destacó en Argentinos Juniors y sin minutos oficiales en Udinese (Italia), volvió a la Argentina para sumarse a la tropa matadora. Es un caso similar al de Ezequiel Cirigliano, un mediocampista central con buena lectura de juego y que podría ser titular en cualquier equipo de Primera División, pero cuestiones extrafutbolísticas lo sacaron del equipo, perdiendo mucho terreno con el afianzamiento de Lucas Menossi y Agustín Cardozo. Jugó 14 partidos.

Diego Castaño

El Pulpo, con 37 años y una trayectoria digna de admirar defendiendo la camiseta del Matador, tiene contrato hasta mañana y no continuará. Caruso lo puso ante Patronato, como un homenaje. Estuvo varias veces en el banco de suplentes, pero tuvo pocas oportunidades para ayudar al equipo. Se despide un grande, uno de los máximos ídolos de la historia del club.

¿Y Cachete?

Hay rumores que dicen que Diego Morales no continuará en el equipo. La realidad es que el enganche tiene vínculo con Tigre hasta el 31 de diciembre de 2017. Es decir, que hay tiempo para negociar su continuidad o no en el Matador. Si bien Cachete no tuvo su mejor año, será difícil que Caruso no le dé otra oportunidad para que demuestre lo que sabe.

 


Más noticias sobre
Share on Facebook