El único indiscutido

Lucas Menossi, capitán en la derrota ante Racing, demuestra partido a partido que su nivel está en alza y es la figura del Matador. El 5 aporta juego en un momento de incertidumbre y malos números.

El único indiscutido
El 5 con la cinta (Foto: Tigre Oficial).

El Matador sigue sin ganar y está en el fondo de la tabla, con tres puntos, sólo por encima de Olimpo y Chacarita. Si bien en la jornada pasada no mereció irse del Cilindro con las manos vacías, la realidad es que el equipo de Ricardo Caruso Lombardi sigue estancado y con un futuro incierto.

En medio de tanta confusión y un equipo casi renovado por completo, uno de los pocos que se quedaron a pelearla es Lucas Menossi. Volante central de la cantera, que hace cuatro años viene siendo parte del recambio, que primero esperó a la sombra de Joaquín Arzura y que en la temporada pasada se ganó la titularidad, y a partir de esta Superliga empezó a usar la '5' que heredó nada menos que del ídolo Diego Castaño.

Con Juan Carlos Blengio y Martín Galmarini lesionados, y Carlos Luna sin ser tenido en cuenta por Caruso, fue Menossi quien portó la cinta en su brazo izquierdo. Esto es mucho más que un hecho simbólico: el medicampista es quien lleva al equipo hacia adelante,con claridad a la hora de encabezar ataquesalternativaza para recuperar y buscar al mejor receptor, con técnica para trasladar y pasar la pelota y, sobre todo, mostrando un gran sentido de pertenencia en un equipo con pocos jugadores surgidos del semillero en encuentra más sólido.

Actualmente, es acompañado en el circulo central con Renzo Spinaci, quien no termina de afianzarse del todo; y en las primeras fechas Caruso le dio la chance a Hamilton Pereira (ex Sarmiento, al igual que Spinaci), pero sólo su centro/gol a Rodríguez en el clásico a Chacarita se destaca de él. Pero sólo Menossi es el indiscutido en el medio y, a grandes rasgos, de todo el equipo.

De 2014 a la fecha, innumerables refuerzos llegaron para el medio campo, desde Agustín Pelletieri pasando por Mario Paglialunga, Ezequiel Cirigliano, Sebastián Píriz, entre otros. Sin embargo, los únicos que se afianzaron sonidos de la cantera: Agustín Cardozo (quien fue cedido a préstamo a Santamarina) y el propio Menossi, que de ser alternativa pasó a la titularidad sin discusión. A sus 25 años, ya lleva 72 partidos oficiales y dos goles (SMSJ y Patronato, en el torneo pasado, luego de intentarlo varias veces) en Tigre y un futuro prometedor.

El equipo sigue sin ganar y son pocos los exentos de las críticas. No obstante, el Matador tiene un 5 de los mejores de la Superliga que sigue manteniendo el nivel y que todavía no tocó su techo. Por ahora, el único indiscutido de un equipo con más problemas (y mala fortuna) que soluciones.

 


Más noticias sobre