Un rival golpeado

Rosario Central, al igual que Tigre, tan sólo suma tres puntos en la Superliga y peligra la continuidad de su DT, Paolo Montero. A su favor: es semifinalista de la Copa Argentina.

Un rival golpeado
Ruben aún no anotó goles en la Superliga (Foto: Marcelo Manera).

El Matador se juega una final ante Rosario Central este lunes en Victoria: no sólo para conseguir su primera victoria en la Superliga y cortar la seguidilla de siete partidos sin sumar de a tres, sino para darle oxígeno a Ricardo Caruso Lombardi y empezar a repuntar con los promedios.

Este lunes a las 21.05, Tigre recibirá a Rosario Central, rival que llega con la misma campaña que el Matador: no ganó en seis fechas del torneo, con tres empates y tres derrotas.

El Canalla, comandado por Paolo Montero, perdió el protagonismo que supo tener entre 2015 y 2016 y no encuentra el rumbo. En esta Superliga, comenzó con tres igualdades (1-1 ante Colón; 0-0 ante San Lorenzo; 1-1 ante Temperley) y tres caídas en hilera, recibiendo 10 goles en contra: 0-4 ante Banfield (en el Gigante de Arroyito), 1-3 ante San Martín de San Juan y 1-3 ante el recién ascendido Argentinos Juniors (también en Arroyito). Sólo suma cuatro tantos a favor, de los cuales tres fueron firmados por Fernando Zampedri, y el restante de Washington Camacho.

Una realidad paralela 

Lo que sostiene a Montero en el cargo es la Copa Argentina, dado que Central es semifinalista del certamen más federal del país, donde buscará ganarle a Atlético Tucumán y disputar su cuarta final consecutiva, con la ilusión de ganar su primer título en esta competencia (perdió las finales de 2014, 2015 y 2016).

Tras la dura derrota ante el Taladro en casa (0-4), el club rosarino dio el gran golpe y venció 1-0 a Boca Juniors (gol de Mauricio Martínez), en los 8vos de final. Y en los 4tos, perdía 2-0 ante Godoy Cruz, pero sobre el final lo remontó y triunfó por 3-2 para meterse entre los mejores 4 de la competencia que le otorgará al ganador un cupo a la Copa Libertadores 2018 (y si River llega a la final, al ya tener su lugar asegurado, automáticamente clasificará a la Libertadores el otro finalista).

Las figuras

Sin dudas, Marco Ruben es el emblema y capitán de este equipo y de los pocos sobrevivientes de la gran camada que luego se desarmó tras la salida del Chacho Coudet. El 9, si bien todavía no anotó en esta Superliga, es una amenaza permanente para cualquier defensa y desde su vuelta a Central hace dos años, lleva 49 goles anotados (uno a Tigre, en el Campeonato 2015). De todos modos, el delantero está en duda para jugar el lunes debido a una sobrecarga muscular.

Asimismo, otro referente es el Pachi Carrizo, quien estuvo en Boca y viene de ser figura ante Godoy Cruz. Es un volante polifuncional, con mucha llegada al área, que además genera juego y conducción.

Por otro lado, en la defensa, cabe destacar a Fernando Tobio, otro con pasado en el Xeneize, de gran juego aéreo (mide 1,90 m) y que en su carrera lleva ocho títulos ganados.

Probable formación canalla

Diego Rodríguez; Paulo Ferrari, Marcelo Ortíz, Fernando Tobio, Alfonso Parot; Washington Camacho, Mauricio Martínez, Leonardo Gil; Joaquín Pereyra; Federico Carrizo y Fernando Zampedri.