No se engancharon

Leonardo y Matías Sánchez fueron los principales nombres que dejaron Unión durante el verano. El defensor central partió a Zurich luego de no renovar contrato, mientras que el mediocampista recaló en Temperley más allá que Madelón no quería que se vaya. Además hubo otras siete bajas.

No se engancharon
Foto: Diario Sol

Más allá de la caída en la primera ronda de la Liguilla Pre-Sudamericana ante Aldosivi, Unión fue, sin duda alguna, el mejor equipo de los ascendidos en el 2015. Sin importar los números (terminó 14° con 41 puntos), el conjunto santafesino mostró una interesante idea de juego que lo ayudó a dominar varios de los partidos que disputó. Más allá de la pérdida del clave Enrique Triverio a mitad de año, el equipo se fue adaptando y, con Malcorra y Gamba como líderes, no cambió su estilo de juego en la segunda mitad del año.

A partir de los buenos números y el espectáculo dado en el campo de juego, el objetivo de la dirigencia del club fue mantener a la mayoría de jugadores posibles para intentar dar un nuevo golpe en 2016. Si bien nueve fueron los jugadores que dijeron “adiós”, la mayoría de las pérdidas no propinaron un duro golpe para el plantel.

La baja más significativa del Tatengue fue la de Leonardo Sánchez. El defensor central negoció la renovación de su contrato con el club al terminar la temporada, pero las negociaciones no llegaron a buen puerto. Fuentes cercanas a la institución santafesina aseguraron que el integrante de la última línea pidió una cifra alrededor de los 10 millones de pesos, pero la Comisión Directiva afirmó que esto era imposible de abonar. Así quedó libre y luego de unos días decidió partir a Suiza para sumarse al Zurich.

Otro nombre de peso que perdió la institución albirroja fue el de Matías Sánchez. A pesar del pedido de Leonardo Madelón para que el interesante veterano mediocampista se quede en el plantel, el club decidió dejarlo ir y su destino fue Temperley. Así Unión perdió a uno de los principales generadores de juego con los que contaba y a un creador que es menospreciado en el fútbol argentino.

Por otro lado se produjeron siete bajas de una muchísima menor jerarquía. Facundo Affranchino fue suplente durante la temporada pasada y sin lugar en el plantel decidió partir a Ferro para pelear en la segunda categoría. Facundo Conigilio volvió de su préstamo en Rosario Central, pero fue cedido a Chacarita, que milita en la B Metropolitana. Por último, Juan Rivas, Fausto Montero, Mauro Maidana, Facundo y Matías Castro fueron informados que no serán tenidos en cuenta por el DT.