El capataz de Santa Fé

Otra vez el clásico de fue para el Tate, por segunda vez que 35 días Unión demostró por qué es el dueño de Santa Fé y una vez más Mauricio Martinez demostró por qué es uno de los mejores 5 del torneo.

El capataz de Santa Fé
Foto: FPT

Otro partidazo del Flaco que fue amo y señor de la mitad de la cancha. Anuló a Figueroa, cortó ataques rivales, erró muy pocos pases y, a pesar de que no lo hizo muchas veces, pasó bien al ataque.

No por nada está siendo considerado por el cuerpo técnico de la Selección Argentina para participar de los Juegos Olimpicos, el 5 del Tate es el mejor y más regular jugador de Unión en el campeonato y este clásico no fue la excepción. El primer tiempo fue excelente, ni Figueroa, Poblete, ni Lagos lo pudieron pasar, sobre todo el ex Newell's que jugaba detrás de Vegetti y tuvo un mano a mano frente a Martinez. La base del amplio dominio de Unión en los primeros 45 minutos fue el gran partido del Flaco que (junto a Acevedo) le ganaron el duelo al doble cinco de Colón. Martinez también fue muchas veces quien comenzaba los ataques del Tatengue, cambiaba el ritmo de la jugada, se asociaba con con Gamba, Rolle o Malcorra y así era imposible que el Sabalero salga del fondo.

En el segundo tiempo tuvo una meseta en su rendimiento, ya no pasó más al ataque, se dedicó más a la marca y el equipo estuvo algo inconexo, ahí fue donde Colón se pudo plantar un poco más arriba en la cancha e incluso acercarse al arco de Nereo. Sin embargo luego de la expulsión de Vegetti, de a poco Martinez comenzó a manejar los tiempos y Unión empezó a llegar más seguido hasta que luego de una gran jugada entre Riaño y Gamba terminó convirtiendo.

Mauricio Martinez, el hombre clave para que el Tate sea el dueño de Santa Fé (una vez más).