No hay Malcorra que por bien no venga

Unión sufrió de más, pero clasificó a 16avos de la Copa Argentina por penales ante un difícil Atlético Paraná

No hay Malcorra que por bien no venga
Ignacio Malcorra siendo felicitado por el primer gol del partido. Foto: Olé.

Tomás Machado toma el balón, se encamina hacia el arco donde lo espera Nereo Férnandez. Acomoda la pelota, da pasos atrás, el seis en la espalda y la presión de convertir para darle una esperanza más a Atlético Paraná. Se dispone a disparar, el remate se dirige engañando al arquero, pero es tan malo el destino que al único lugar donde es más difícil apuntar termina estrellándose en el palo. Unión esta en 16avos, talvez sufriendo de más, pero está en carrera.

El encuentro fue parejo, no se sintió por momentos la diferencia de las categorías, Unión en Primera División y Atlético Paraná en la B Nacional. El marcador se abrió de los pies de Malcorra tras ejecutar un claro penal, con mucha calidad puso el balón a un lado y el arquero se dirigió al otro. Si bien existieron muchas jugadas de gol, quedaban efímeras con el correr de los minutos.

Ya para el segundo tiempo, cuando pareciera que Unión haría valer su peso de candidato, Atlético Paraná revertiría ese destino y empataría el encuentro ni bien empezado el complemento. Cursaba el minuto nuevo y el equipo de Edgardo Cervilla marcaría el empate para zozobra de la mayoritaria hinchada Tatengue. El ingreso de Lisandro Alzugaray y la laventada de Enzo Noir transformaron a Atlético Paraná en otro equipo. El complemento vio a un conjunto entrerriano renovado y agresivo durante sus primeros minutos. El experimentado delantero tuvo su chance con un remate al palo y el volante anotó la igualdad tras una gran acción colectiva y una buena resolución dentro del área. 

Arco a la calle Victor Manuel, donde la hinchada Tatengue decía presente, justo ahí se ejecutaron los penales decisivos para la clasificación a la siguiente fase en la que deberán enfrentar al ganador de Quilmes o Unión Aconquija. Dos fueron los penales errados, uno por mérito de Nero Fernández por adivinar la ejecución y detener sin inconvenientes el remate de Martín Galli y otro por la enorme presencia del palo que se atravesó en el destino del disparo de Tomás Machado. Unión está en 16avos con el objetivo en marcha.