Reserva: Arsenal de fútbol

Los pibes de Vélez se reivindicaron y vencieron a Arsenal como visitante por 2-0. Bogado y Delgadillo marcaron los tantos, en el final del partido. Antes, Zabala había fallado un penal.

Reserva: Arsenal de fútbol
Emiliano Bogado y Nicolás Delgadillo, luego del triunfo. Foto: Twitter Vélez.

Tras lo que fue la catástrofe en la fecha 5 ante Gimnasia, los jóvenes velezanos dieron vuelta la página y obtuvieron un gran triunfo fuera de casa. Fue en Sarandí, ante un rival que no le hizo las cosas fáciles, pero que pecó de impreciso en los últimos metros y de los nervios a la hora de marcar. 

Había mucha expectativa respecto a la presentación del conjunto de Morigi, debido a que Tripichio, Zabala, Delgadillo, Amor y Maxi Romero cantaban presente en la cancha auxiliar del Arse. Y los pibes no defraudaron, no tuvieron una tarde de alto vuelo futbolístico, pero tuvieron el carácter suficiente para llevarse los tres puntos en un partido picante.

En el primer capítulo, ningún equipo logró hacerse protagonista y dominar el juego. Vélez intentó un poco más, con las trepadas de Delgadillo y Zabala por los costados, aunque estuvo bastante errático en los últimos metros. Las ocasiones de gol escasearon y, de esta forma, la primera mitad culminó con los arcos en cero. 

En el complemento la cosa cambió, porque el Fortín perdió la pelota y el elenco local comenzó a complicarlo, sobre todo quitándole el balón en el mediocampo. Intentó más que nada con desbordes por el sector derecho, pero siempre encontró bien parado al lateral izquierdo del Fortín Añasgo, quien además tuvo una de las opciones más claras, cuando entrando al área sacó un zurdazo que sacudió la parte externa de la red.

Los minutos pasaban y las chances de ganarlo para la V azulada comenzaban a esfumarse. No encontraba juego asociado, ni tampoco explosión. No aparecían ni Doffo ni Robertone para darle precisión al ataque. A los 26 minutos, el local sufrió la expulsión de Gonzalo Gómez, y esto lo perjudicó claramente de cara a los minutos finales.

Cuando iban 36, el árbitro del encuentro señaló penal para Vélez, por falta a Maxi Romero. Pero Zabala lo ejecutó al medio y el arquero Rivero rechazó con sus pies. Tres minutos más tarde iba a abrir la cuenta el recién ingresado, Emiliano Bogado. Matías Vargas hizo una gran jugada, y el atacante terminó empujando el balón a la red.

Cuando se jugaba el tiempo adicional, gran jugada personal de Delgadillo, remate al segundo palo y Vélez liquidaba el pleito. Los últimos minutos fueron de mucho roce y mucha queja de los jugadores de Arsenal con el juez del encuentro.

De esta forma, el Fortín alcanza los 9 puntos en el campeonato. Quizás hoy no fue el equipo con ese brillo que supo alcanzar en algunos tramos del campeonato, pero le sobró justicia a su triunfo, ya que fue el conjunto que tuvo más resto al final, y que hizo pesar su jerarquía individual.