Tanque averiado

Se confirmó el desgarro en el aductor de la pierna derecha de Mariano Pavone, producido durante el partido contra Belgrano. Estará de baja, al menos, tres semanas.

Tanque averiado
Pavone siendo retirado del partido ante Belgrano. Foto: Dalefortin.

De repente, todo se detenía, los jugadores, la pelota, y muchos de los corazones forrados con una V azulada. Las cámaras enfocaban a un hombre que se tendía sobre su espalda en la mitad del campo de juego, con gestos de dolor en su cara. Sus manos tomaban la zona de la ingle, mientras, a su lado, los dos médicos indicaban con señas al cuerpo técnico de que el herido debía ser sustituido. Los compañeros temían lo peor.

Al cabo de unos segundos, irrumpía el carro para retirarlo de la cancha, a pesar de haber logrado pararse. Antes de caer rendido, alentó a su joven reemplazante con eufóricos aplausos. Ya sentado en el banco de los suplentes, se le podía leer en los labios: "Sentí que se me rompió algo".

Finalmente, tras los estudios realizados durante esta tarde, se ratificó que Mariano Pavone sufrió un desgarro en el aductor de su pierna derecha. Tal lesión, lo dejará afuera de las canchas por tres semanas; es decir, que se perderá los compromisos ante Quilmes, Godoy Cruz y Rosario Central. Volvería a las canchas frente a Independiente, recién, por la fecha 11.

El delantero estaba cumpliendo con una gran actuación, incluso, marcando un gol y aguantando frente a sus dos marcadores personales. Aún existe la duda de si la lesión fue provocada por una patada rival, de leve rigidez, o si es producto del deplorable estado de la cancha, la cual debió ser previamente emparchada con panes de césped y rellenada con arena.

Con su ausencia en el 11 titular, el entrenador Christian Bassedas deberá buscar cómo suplantar a un jugador que no sólo marcó 4 de los 12 goles en el torneo, sino que también, a un hombre que es el arma principal de ataque. Quedó evidenciado, hasta antes de la expulsión de Fabricio Alvarenga, que el equipo pierde mucho peso ofensivo sin su goleador.

Maximiliano Romero, de 17 años, fue quien ingresó en lugar de Pavone. El pibe seguramente será el que arranque como titular en los próximos compromisos, y de concretarse, será su debut como titular. En el torneo ya consiguió anotar un gol, el que le dio la victoria final al Fortín por 2 a 1 contra Olimpo.