El peor final para una historia ya nefasta

Se confirmó la subluxación del hombro derecho del arquero de Vélez, Fabián Assmann, protagonista del blooper de la fecha pasada que lo costó el primer gol y la rápida sustitución para ser derivado de inmediato a un hospital. Estaría fuera de lo que queda del torneo.

El peor final para una historia ya nefasta
Assmann siendo retirado, para ser luego trasladado al hospital San Juan de Dios de Ramos Mejía. Foto: 442.

El infortunio se coló, inadvertido y cruel, en la cancha de Vélez Sarsfield. Su víctima fue un hombre con buzo y guantes que recientemente se había destacado por despejar, con su mano derecha, un tiro bajo y cruzado. Luego de semejante proeza, el pobre tipo permaneció por unos segundos inmóvil, como resentido por algún dolor. Fue allí cuando conoció a ésta figura abstracta que provoca tantas desdichas; fue allí que Fabián Assmann sintió cómo su hombro derecho ejerció un sobresfuerzo que lo dejó malherido, sin embargo, él decidió continuar.

El córner fue despejado a medias, y su rebote fue capturado por un jugador de Independiente, Víctor Cuesta, que con su pie izquierdo impulsó a la pelota hacia la órbita, y cuando parecía que nunca iba a caer, el arquero velezano intentó descolgarla. Sin embargo, el viento cambió ligeramente la trayectoria y su hombro derecho le jugó una mala pasada, por lo que la redonda recayó en los pies de Jorge Ortiz que no dudó en marcar.

Assmann había disputado tan sólo un encuentro como titular, cuando Vélez cayó 1 a 0 en su visita a Sarmiento de Junín.

Toda esta secuencia duró segundos, la pena, seguramente, para siempre. Assmann, una vez retirado del campo, admitió: "Se me salió de lugar el hombro en la primera jugada y cuando fui a buscar arriba no tuve respuesta". Con mucho pesar, agregó: "Estoy con mucha bronca. Son piedras que aparecen el camino pero hay que seguir. Estoy muy triste".

La lesión se conoció horas más tarde: subluxación del hombro derecho, que a diferencia de la luxación, ésta es sólo la dislocación parcial y no completa en la articulación de dicha parte del cuerpo. La rehabilitación dura al menos un mes, por lo que podría perderse el resto del campeonato.

Alan Aguerre, quien reemplazó al ex arquero del Rojo, seguramente será el titular. El canterano había perdido su puesto justo antes de este partido, en el cual, debió arrancar desde el banco de suplentes cuando había atajado en todas las fechas salvo en la primera, frente Sarmiento de Junín. El técnico de la V azulada, Christian Bassedas, previo al cotejo, explicó su decisión: "Es parte de la carrera del futbolista reaccionar y levantarse en las difíciles para formarse".

Assmann se suma a la lista de bajas compuesta por Mariano Pavone, que sigue recuperándose del desgarro sufrido contra Belgrano (volvería la próxima fecha), Jorge Correa, con molestias en la cara posterior del muslo derecho (regresaría junto con el Tanque), Maximiliano Romero, que a pesar de haber ingresado en el segundo tiempo aún no está al 100% físicamente y Diego Zabala, quien se desgarró el recto anterior luego del choque ante Rosario Central y probablemente estará dos semanas más afuera.