Vélez Sarsfield 0 - 0 Patronato, puntuaciones del "Fortín"

El equipo de Liniers cerró el torneo con un empate sin goles y sin fútbol. Hernán Toledo tuvo algunos destellos que podrían haber significado algo más y Alan Aguerre tuvo una atajada crucial. Por estas situaciones, ambos fueron los puntos más altos.

Vélez Sarsfield 0 - 0 Patronato, puntuaciones del "Fortín"
Nada por acá, nada por allá. Contadas situaciones de gol. Foto: Canchallena.

Como dos desconocidos. Así se recibieron y así fue como se despidieron. Vélez y Patronato chocaron por primera vez en la historia, y habrá sido obra de la timidez, porque no pasaron del "hola" y del "chau". Poco sucedió en la noche de Liniers, ni romance ni desdicha, sólo una anécdota pasajera.

Alan Aguerre (6,5)

Tapó un mano a mano clave para evitar la derrota del equipo. Dominó bien su área y trató de no apurarse en las salidas. Cierto es, que su arco no corrió riesgo en casi toda la noche.

Fabián Cubero (5,5)

Cometió demasiadas faltas en posiciones peligrosas. Muchas de ellas fueron innecesarias e imprudentes. Se equivocó en varias salidas y no pesó en ataque.

Cristian Nasuti (5,5)

De los centrales, fue el de menos acción. Sin embargo, no mostró seguridad en la marca y llegó tarde a varios cruces. En su cabeza estuvo el gol, pero el frentazo salió besando el palo izquierdo.

Lautaro Giannetti (5,5)

Debió marcar personalmente a Matías Quiroga, que siempre sacó provecho de su altura (1,96 metros). El segundo central no pudo controlarlo cuando éste salía del área, aunque dentro de ella, ganó todos los duelos.

Braian Cufré (5,5)

Tuvo poca tarea defensivamente, aunque sí perdía cuando le hacían el 2-1. En ataque subió varias veces, muchas de ellas sin efectividad salvo alguna pared con Toledo.

Hernán Toledo (6,5)

Apareció por momentos, pero cada vez que lo hacía, sus desbordes complicaron a la defensa del equipo paranaense. Su marcaje debió duplicarse, y fue allí cuando perdía efectividad. Las jugadas más peligrosas provinieron de sus pies.

Leandro Somoza (5)

Mal timing en casi todas las pelotas divididas. Malogró varios pases, por lo que sus salidas nunca fueron del todo claras. Siendo uno de los hombres más retrasados en el mediocampo, tampoco ayudó en la marca.

Leandro Desábato (5,5)

El volante de contención tuvo una buena etapa entre mitad del segundo tiempo y los primeros minutos del segundo, cubriendo muy bien los espacios e incluso llegando a gol. En el complemento se contagió de la imprecisión de sus compañeros.

Diego Zabala (5,5)

Su pase era el principal arma de la cual Vélez dependía para poder progresar en ataque. A pesar de esto, no concretó situaciones de gol y eligió mal en las entregas, especialmente, en tres cuarto de cancha. Fue sustituido en la segunda etapa.

Maximiliano Romero (5,5)

Fue el más activo de los delanteros, en parte, porque debía bajar para generar juego. Generó algunos movimientos interesantes, pero no más que eso.

Mariano Pavone (5)

Demasiado estático. Es verdad que pocas veces fue asistido, pero en otras ocasiones, solía arreglárselas para llegar a gol. Hoy fue la excepción y estuvo bien contenido por los defensores rivales.

Nicolás Tripichio (5)

Ingresó en el entretiempo por Somoza. Priorizó la velocidad antes que la pausa y eso le jugó en contra. Podría haber resuelto de mejor manera en varias situaciones.

Jorge Correa (6)

Entró al partido en el minuto 17 del segundo tiempo para tener mayor creatividad en la ofensiva, Tuvo buenas incursiones, incluso pudo marcar con un remate de 25 metros que salió rozando uno de los palos.

Fabricio Alvarenga (-)

Reemplazó a Zabala a falta de 15 minutos para el final del encuentro. Apenas tocó la pelota para efectuar los tiros de esquina y en algún que otro centro desde la derecha.