Reserva: Perdió el tren

Finalmente, los pibes de Vélez no pudieron conseguir el tan ansiado pase a la final. Cayeron derrotados ante Central por 2-1. River ganó su partido y jugará el decisivo ante Newell's.

Reserva: Perdió el tren
El conjunto de Morigi, antes del encuentro ante Central. Foto: Twitter Vélez.

Todas las expectativas y las ilusiones de la gente velezana que se veía identificada con este gran equipo, quedaron truncadas en la tarde de hoy, cuando el elenco Canalla se vistió de verdugo y le ahogó la fiesta a la institución de Liniers. No sólo fue derrota de los juveniles fortineros, sino que además River obtuvo los tres puntos ante Arsenal. De esta forma, los dirigidos por Guillermo Morigi se quedaron en la puerta de la tan esperada final.

El plantel velezano viajó hacia tierras rosarinas con la ilusión de conseguir los tres puntos y adjudicarse la zona 1. Pero allí se encontraron con un duro rival, que no regaló nada y golpeó en los momentos justos. La victoria los ponía directamente en la final, pero lejos estuvieron de vencer a su contrincante y sufrieron dos expulsiones sobre el epílogo.

La primera parte finalizó con igualdad en cero. Ninguno de los dos conjuntos supo quebrar la resistencia del otro. Ninguno pudo utilizar sus mejores herramientas para hacer daño en el fondo rival. Y de esta manera, ambos elencos se iban al descanso sin sacarse ventaja. Mientras tanto, River seguía igualando.

Sin embargo, en el inicio del complemento los locales iban a golpear: Banega apareció para poner el 1-0. Parecía que al Fortín se le iban a acabar las ideas, y que se le haría muy difícil encontrar el empate. Sin embargo, siete minutos más tarde, Nicolás Tripichio aprovechó un rebote en el área para establecer igualdad en el marcador.

Inmediatamente, los rosarinos sufrieron la expulsión de Pereyra, por lo que se quedaron con 10 futbolistas en cancha. Y cuando daba la sensación que todo se encaminaba para que Vélez pueda ganarlo, volvió a aparecer Banega para poner arriba al cuadro rosarino. A esa altura, los de Núñez ya vencían.

Los últimos minutos fueron puro desconcierto e imprecisión para el cuadro de Villa Luro. Agotó todos los recursos para llegar al empate, pero las ideas fueron pocas y la claridad para encontrar huecos y generar peligro no se hizo presente. Para colmo, vieron la roja Braian Cufré y Fausto Grillo.

La final quedó ahí nomas. No se pudo conquistar el objetivo, pero hay que reconocer a un gran equipo velezano, que durante un gran tramo de la competición mostró un fútbol vistoso y expuso su jerarquía. El campeonato se definirá entre River y Newell's.