A once años de un campeonato histórico

Hoy se cumplen 11 años de aquel Clausura 2005 obtenido por 'la V azulada', con Miguel Ángel Russo a la cabeza, y Lucas Castromán y Leandro Gracián como figuras del equipo.

A once años de un campeonato histórico
La fiesta en Liniers, tras el campeonato. Foto: Vélez Sarsfield Página Oficial.

El 26 de junio es una fecha que el hincha velezano recordará por siempre. En 2005, el equipo comandado por Miguel Ángel Russo, se consagraba campeón del fútbol argentino, tras vencer a Estudiantes por tres tantos contra cero, en el estadio José Amalfitani. Luego de siete años, la V azulada volvía a dar una vuelta olímpica ante su gente. La derrota de Racing (2-0 ante Banfield) permitió que el elenco azul y blanco pueda gritar campeón en la fecha 18, una antes de finalizar la competición.

Gastón Sessa, Fabián Cubero, Maximiliano Pellegrino, Fabricio Fuentes, Marcelo Bustamante, Jonás Gutiérrez, Leandro Somoza, Marcelo Bravo, Leandro Gracián, Lucas Castromán y Rolando Zárate eran los protagonistas de una tarde-noche épica en Villa Luro. Fueron los once que salieron a la cancha y, en la fecha 18, terminaron de sellar lo que hace varias fechas se caía de maduro. El grito de campeonato se extendió a las 50 mil almas presentes en el estadio.

El Fortín no se consagraba desde el Torneo Clausura 1998. En aquel entonces, lo hacía con Marcelo Bielsa. El torneo obtenido en el 2005, fue el puntapié para una época exitosa y plagada de títulos. Más allá del cambio de entrenador en el medio, Vélez seguiría transitando el camino del buen fútbol y siendo protagonista del fútbol grande de Argentina.

Sólo hubo dos equipos que pudieron batir a Vélez a lo largo del torneo: Quilmes (en la segunda fecha) por 2-0, e Instituto por 3-2 (en Liniers, en la fecha 16). Los números de la campaña dieron cuenta de: 19 partidos jugados, con 11 victorias, 6 igualdades y las dos derrotas mencionadas. 32 fueron los goles convertidos, y tan sólo 11 los sufridos.

Un equipo repleto de jugadores de buen pie, y en un gran momento futbolístico. Sin ir más lejos, Jonás Gutierrez iba a ser parte unos años después de la Selección Argentina, y hasta disputaría un Mundial. Marcelo Bravo, mediocampista central que tenía un nivel superlativo en el equipo, dos meses después se veía obligado a dejar el fútbol por problemas cardíacos. Hoy es entrenador en las divisiones inferiores.

En el equipo fortinero actual, existen dos sobrevivientes de aquel campeonato: Fabián Cubero y Leandro Somoza. Sin dudas, los dos caudillos del plantel que hoy dirige Christian Bassedas, y quienes formaron parte de una etapa gloriosa del club, que tal vez sólo le faltó decorarla con un título internacional.