Un carnaval de penas

Vélez quedó eliminado 16avos de la Copa Argentina tras caer 4-3 en penales ante Juventud Unida de Gualeguaychú, luego de empatar 1-1 en el tiempo de regular.

Un carnaval de penas
Vélez tuvo buen juego en la primera etapa pero se pinchó en el segundo. Foto: Diario Los Andes.

La Copa Argentina volvió a demostrar por qué se está transformando en un atractivo para los hinchas y un reto para sus protagonistas. Son innumerables los casos en los que el equipo más humilde elimina al que, a priori, es el favorito. Esto sucedió en la cancha de Arsenal, donde Vélez perdió por 4-3 en los penales ante Juventud Unida de Gualeguaychú, equipo que milita en la segunda división del fútbol argentino.

Fue el primer partido en la nueva temporada para los dirigidos por Christian Bassedas, que eligió modificar el 4-2-3-1 que usó en el semestre anterior para dar lugar a un 4-3-2-1, formando una especie de triángulo en mitad de cancha entre Leandro Somoza, el más retrasado, Leandro Desábato y Héctor Canteros

Vélez fue el dominante durante los primeros 15 minutos, llegando a posiciones de gol por las bandas, con Gonzalo Díaz por izquierda y Lucas Robertone por derecha, dos caras nuevas para este equipo.

El conjunto entrerriano aguantó y se apoderó la pelota durante los siguientes 15 minutos. Las situaciones más claras llegaron de pelotas paradas, en efecto, Cristian Nasuti despejó una pelota casi sobre la línea, evitando la primera caída del Fortín, que apostaba por el contraataque. Así llegó la más clara de los pies de Díaz, que remató un tiro cruzado a media altura que se fue besando el palo derecho.

Canteros, hombre por el cual Vélez había mejorado el último cuarto de hora, comenzó a ser impreciso y a gravitar menos en el comienzo de la segunda etapa, por lo que el equipo perdió el rumbo en ataque. Fue allí cuando Mariano Pavone se las ingenió solo para generar peligro. El Tanque remató en dos oportunidades pero Lucas De León las despejó. 

En el minuto 37, Jorge Correa, que había entrado hacía unos minutos, desbordó hasta el fondo por la banda izquierda y logró mandar un centro preciso para el cabezazo de Maximiliano Romero, recién ingresado, que pegó en el travesaño, sin embargo, Mariano Pavone capturó el rebote para abrir el marcador en favor de Vélez.

Seis minutos más tarde, Ricardo Villalba logró empatar el encuentro de cabeza, tras escaparse de la marca personal de Lautaro Gianetti en el tiro libre. Por ello, el partido fue a penales.

Ya desde los 9 pasos, para Vélez convirtieron Somoza, Caire y Nasuti y erraron Aguerre y Pavone; por el lado de Juventud Villaba, Barrado, Blanco y Ramírez acertaron y Menseguez malogró el suyo. El 4-3 final condenó a Vélez que aún no pudo pasar de ronda cuando le tocó definir por penales, siendo ésta la cuarta ocasión.