Yamil Asad, de relegado a titular en el Monumental. ¿Qué vio Fanesi en él?

Excluido por Bassedas a lo largo de todo el torneo, el volante, ya sin el ex DT al mando, jugó desde el arranque ante River. ¿Manotazo de ahogado de Fanesi o malas decisiones de Bassedas al no incluirlo?

Yamil Asad, de relegado a titular en el Monumental. ¿Qué vio Fanesi en él?
Cabizbajo, Yamil Asad no pudo hacer que el equipo encuentre el rumbo. | Foto: Diario Jornada.

Se le auguraba un futuro distinto al que tiene hoy en día. Hijo de una leyenda viviente, como lo es el Turco Asad, Yamil cargó, desde el primer día, con ese lote. Y, claro, su vara es diferente a la del resto porque su antecesor le dio, ni más ni menos, que una Copa Intercontinental al club.

Lejos quedaron esos sentimientos de alegría, de piernas flojas al ser citado por primera vez a concentrar (Ricardo Gareca fue quien lo llevó al banco, ante Colón, en el año 2013). Hoy, Yamil Asad (el Toro, como le dice su padre) es uno de los jóvenes más antiguos del plantel. Sin embargo, la antiguedad no es sinónimo de titularidad. Es que Christian Bassedas, saliente DT de El Fortín, no le dio ni un sólo minuto en cancha a lo largo del presente torneo.

Yamil Asad registra cuatro goles en 60 partidos (su promedio goleador es de 0,06).

Para colmo de males, y debido a sus actuaciones irregulares con la V azulada, la afición de Liniers tampoco lo tiene bien considerado. De todas formas, Alberto Fanesi, DT interino del equipo (sólo se hizo cargo de la dirección técnica ante River, el pasado sábado), confió en Yamil para ubicarlo dentro del esquema titular que se presentó en el Estadio Monumental. ¿Qué vio el técnico interino que no haya visto Bassedas a lo largo de todo el corriente torneo?

Podríamos pensar en un manotazo de ahogado, quizás. O bien, se podría sugerir un tirón de orejas para quienes, habitualmente, venían siendo los titulares de Bassedas. Es que nadie hubiese pensado en Yamil Asad para ser titular, ni más ni menos, que ante River en su casa. Sin embargo, según pudo averiguar Vavel, Fanesi apostó al juvenil porque vio en él muchas ganas de revertir la situación por la que está pasando el club. Además, no por nada llegó al plantel profesional. El Toro tiene cualidades técnicas más que interesantes, y en las divisiones inferiores supo lucirse por demás.

De hecho, en la goleada sufrida ante River, y sin ser el mejor de su equipo, Asad demostró temperamento para enfrentar a uno de los equipos mejores posicionados en la tabla. El resultado final no lo ayudó, pero Omar De Felippe siguió de cerca los pasos del equipo (observó el partido desde un palco). Así las cosas, quizás el nuevo entrenador haya visto características positivas para su ideal de equipo y tenga en cuenta a Yamil que, de la noche a la mañana, pasó de ser relegado a titular en el Estadio Monumental.