Primera prueba para De Felippe

Este sábado por la mañana, el 'Fortín' disputó dos amistosos ante Quilmes. Los titulares vencieron por la mínima con gol de Hernán Barcos. Además, entre lo más destacado, Mariano Pavone sufrió una lesión y es peligra su presencia para el partido ante Colón.

Primera prueba para De Felippe
Barcós, autor de la victoria ante Quilmes | Foto: Vélez Sarsfield

Las eliminatorias camino a Rusia 2018 han generado un parate en el fútbol local. Por ello, Vélez Sársfield y Quilmes disputaron dos amistosos en la Villa Olímpica. A partir de las 9:30 comenzó el primer encuentro entre los titulares de ambos equipos.

El Fortín salió a la cancha con: Fabián Assmann; Maximiliano Caire, Fabián Cubero, Cristian Nasuti, Fausto Grillo; Diego Zabala, Leandro Somoza, Héctor Canteros, Gonzalo Díaz; Hernán Barcos y Mariano Pavone.

Mientras que el Cervecero formó con: César Rigamonti; Matías Pérez Acuña, Diego Colotto, Matías Sarulyte, Matías Orihuela; Hernán Da Campo, Facundo Coria, Matías Escobar, Enzo Costa; Sebastián Pinto y Nicolás Benegas.

El comienzo del partido fue parejo para los dos equipos presentes. Quilmes arrancó impreciso en sus llegadas al arco de Assmann, mientras que el local contó con pocas chances. Justamente, en una de ellas, sucedió la lesión de Mariano Pavone, quien recibió un pase y al intentar pegarle, sintió una molestia muscular en su pierna izquierda. En su lugar, ingresó Maximiliano Romero.

Sin embargo, el nerviosismo por lo del delantero se esfumó minutos más tarde con el gol de Hernán Barcos. El ex Gremio vio al arquero rival adelantado y con su pierna izquierda logra picar la pelota y marcar el único tanto del cotejo. A partir de ese gol, el local se acomodó tanto en sus líneas como en el juego.

En el complemento, Vélez tuvo la tenencia de la pelota por momentos con una defensa sólida. En cuanto a lo ofensivo tuvo ocasiones para marcar, una de ellas, en los pies del juvenil Romero. A pesar de ello, la visita buscó de manera continua el empate, aunque sin resultado alguno.

Luego, llegó el turno de los suplentes, en el cual, el delantero del Cervecero, Cristian García anotó tres goles en el segundo tiempo para obtener la victoria ante el club de Liniers por 3-0.

En ese turno, Vélez formó con: Alan Aguerre; Giuliano Ceratto, Emiliano Amor, Ramiro Ríos y Joaquín Moreyra; Yamil Asad, Leandro Desábato, Blas Cáceres y Nicolás Delgadillo; Santiago Stelcaldo y  Nicolás Servetto.

Por el lado de Quilmes, el once inicial fue: Horacio Ramírez; Gastón Bottino, Ismael Benegas, Cristian Trombetta, Carlos Ruiz; Francesco Celeste, Gabriel Ramírez, Fernando De la Fuente, Franco Negri; Federico Andrada y Cristian García.