Dos pasos para atrás

La derrota ante Banfield borró lo bueno que Vélez había demostrado ante Colón. Lentitud, errores en todas las líneas y poco peso ofensivo, signos de preocupación que reaparecieron.

Dos pasos para atrás
De Felippe suma preocupaciones | Foto: Vélez

La solidez defensiva, la claridad en el medio, el orden táctico. Algunas de las virtudes que Vélez mostró en el debut de Omar De Felippe como técnico quedaron en el olvido, tras el flojo partido del Fortín ante Banfield en el Sur. Para sumar preocupaciones, aparecen nuevas falencias en un equipo que no encuentra la regularidad.

Los más de cuatro mil hinchas que se hicieron presentes en el Florencio Sola, vieron cómo se repitieron  los errores y defectos de las primeras cinco fechas. Un mediocampo con poca marca y sin generación de juego, una defensa que no da garantías en la marca y menos en sus intentos de salir jugando, una delantera que llega poco al arco rival. Con rendimientos individuales muy bajos, algunos que generan preocupación y otros que no sorprenden, se comprende su permanencia en cancha solo por la falta de recambio.

Para rescatar quizás haya sólo nombres propios. Maximiliano Caire en el lateral derecho, tuvo problemas en la marca en el inicio del encuentro, pero luego se fue acomodando mejor y sus proyecciones fueron una de las pocas alternativas ofensivas del Fortín. El error en el gol de Silva empaña un poco su rendimiento. Fausto Grillo en el otro lateral parece asentarse en el puesto, con firmeza en la marca, pero sin la agresividad de sus inicios y cada vez con más confianza a la hora de pasar al ataque.

Los puntos más preocupantes tal vez sean los nuevos. La visita a Banfield dejó en evidencia el mal estado físico del equipo en general. No sólo se notó la diferencia de velocidad, sino que durante los últimos 15 minutos los jugadores de Vélez se mostraban extenuados, tanto los jóvenes como los más grandes. La otra falla llegó desde el banco de suplentes. Las decisiones de De Felippe tenían un consenso generalizado, pero dejar a Hernán Barcos como único delantero y mantener en cancha a los erráticos Díaz y Héctor Canteros no parecieron decisiones acertadas por parte del DT.

La versión renovada del Fortín ante Colón se desdibujó, tras la excursión al Sur. Tal como sostuvo el propio De Felippe, hay mucho por mejorar y seguir trabajando de cara al encuentro ante Talleres, un rival directo mirando la tabla de promedios.