Equipo que pierde, ¿cambia la defensa?

El técnico de Vélez, Omar De Felippe, repitió la misma formación en los dos partidos que lleva dirigidos. La derrota y el mal juego de la fecha pasada ante Banfield da lugar a que haya cambios contra Talleres. Giannetti, totalmente recuperado, es una de las posibles variantes en la dupla central.

Equipo que pierde, ¿cambia la defensa?
Nasuti, Giannetti y Cubero, defensores titulares del torneo pasado, aún no compartieron el mismo 11. Foto: Olé.

Cuando los resultados no son los esperados y el tiempo apremia, se empieza a buscar con desesperación a los culpables de tal desdicha. En el ambiente futbolístico, en general, cuando un equipo no consigue ganar y encima recibe varios goles, se suele culpar a la defensa, cuando en realidad, a un resultado se lo defiende entre 11 hombres.

A Vélez le anotaron un total de 12 goles en tan sólo siete partidos, siendo el segundo equipo más goleado.

Concretamente en Vélez  pasaron siete nombres a lo largo de este torneo, siendo Cristian Nasuti y Maximiliano Caire los únicos que disputaron todas las fechas. Detrás está Fausto Grillo con cinco, Fabián Cubero y Lautaro Giannetti con tres, Nicolás Tripichio con dos y Braian Cufré con uno.

Desde su llegada, Omar De Felippe avisó con anticipación que en este momento prefiere "inclinarse" con los jugadores de "experiencia". Por eso mismo optó por mover como titulares a Fabián Assmann, Cubero y Diego Zabala y bastó para vencer a Colón.

Sin embargo, la derrota contra Banfield y los malos rendimientos sembraron muchas dudas y replanteamientos que seguramente el técnico tendrá en consideración. Una de ellas es la posible vuelta de Giannetti, que no juega por culpa de un desgarro luego del partido ante San Lorenzo por la fecha tres de este torneo.

En sus dos partidos dirigidos, De Felippe formó la misma defensa: Caire-Cubero-Nasuti-Grillo.

Precisamente Pupi ya estuvo haciendo entrenamientos formales en la última semana y, el viernes pasado, fue titular para la Reserva en el empate ante el Taladro. Si su vuelta se llegara a dar, seguramente entre en el lugar de Poroto y este en el de Caire, que se moverá al lateral izquierdo como ya supo hacerlo con Christian Bassedas.

Previo al arranque del campeonato, el joven central disputó los Juegos Olímpicos de Río, y por ende, no pudo sumarse a la pretemporada del conjunto de Liniers. Su vuelta no fue la mejor ya que su rendimiento individual fue pobre en los tres partidos que disputó. Tuvo errores puntuales que no solía cometer previamente en la era Bassedas.

Por lo pronto, tanto él como Emiliano Amor son dos variables en el centro de la defensa, mientras que la competencia en uno de los laterales se daría entre Grillo, Tripichio y Cufré. Esto se sabrá con más detalle cuando haya práctica de fútbol formal en los próximos dos días.