Dos pasos hacia atrás

Vélez cayó 2-1 ante Belgrano como local por la fecha 23° del torneo local. Lema y Lértora marcaron para la visita. Los de Liniers jugaron uno de los peores partidos en la era De Felippe, a pesar de haber mostrado otra cara en las últimas fechas.

Dos pasos hacia atrás
No fue el resultado esperado en la presentación de la nueva camiseta alternativa. Foto: Clarín.

En este difícil camino hacia la permanencia en Primera, es importante saber dónde pisar. Pero más primordial aún, es ir hacia adelante. Por eso, la derrota de Vélez por 2-1 ante Belgrano significa no uno, sino dos pasos para atrás para la institución de Liniers.

¿Por qué dos y no uno como lo expresa la frase? Porque la derrota fue ante un rival directo por el descenso y porque el juego fue paupérrimo. Claro, uno como consecuencia del otro.

Hasta este encuentro, Belgrano había logrado tan solo dos victorias: una de local y otra de visitante.

Fue extraño ver a un Vélez tan perdido en el mediocampo. Especialmente cuando en las últimas fechas, el juego se fue consolidando y la idea empezaba a ser más clara. La baja precisión de Nicolás Domínguez y la poca precisión de Diego Zabala, llevó al equipo a ser dependiente de lo que pueda hacer el Burrito Martínez individualmente.

El primer tiempo se fue en tablas, pero en el aire se respiraba una atmósfera de temor, producto de las limitaciones del equipo, que además, no generó situaciones de gol.

Vélez es el segundo equipo más goleado del torneo junto con Tigre y Quilmes. Todos con 34.

Los primeros minutos del complemento confirmaron los rumores. Cristian Lema abrió el marcador tras un cabezazo certero que pudo efectuar sin marcaje alguno. El gol cayó como una granada que aturdió a todos los velezanos, ya que 12 minutos después, Federico Lértora anotó el 2-0.

Sólo por el mero hecho de ir por detrás, y porque Belgrano lo permitió, Vélez comenzó a jugar de manera ofensiva. Otro factor que favoreció esto fue la expulsión de Lema, lo que permitió a Omar De Felippe hacer ingresar a Nicolás Delgadillo en lugar de Cristian Nasuti. Este último salió fuertemente silbado por un gran número de hinchas.

Con el gol marcado, Pavone lleva siete,lo que lo transforma en el goleador del equipo.

A cuatro minutos del final, Mariano Pavone convirtió el 2-1 para poner picante sobre el cierre del encuentro. Precisamente fue el delantero quien tuvo la chance de empatar en el final, cuando le robó la pelota en la salida al arquero Lucas Acosta, pero su remate salió desviado.

La derrota del equipo de Liniers lo deja en el puesto 22° de la tabla con 25 puntos. Pero lo que más golpea, es que el Pirata sacó seis de ventaja en la tabla de promedios del año que viene.

En la próxima fecha, Vélez volverá a ser local, esta vez recibiendo a Tigre.