Adiós al invicto

En el José Amalfitani, Vélez cortó con su racha en esta Superliga luego de caer por 4-0 ante Boca Juniors. Además, el Fortín finalizó con la valla invicta que tenía hasta el momento.

Adiós al invicto
El Fortín cortó con su invicto en el torneo | Foto: El Once

En la tarde del sábado, Vélez Sarsfield cortó con su invicto en la Superliga. Por la cuarta fecha, el equipo de Omar De Felippe cayó por 4-0 ante Boca Juniors con goles de Frank Fabra, Nicolás Domínguez -en contra- y Darío Benedetto en dos ocasiones.

El Fortín estuvo lejos de alcanzar el nivel que pudo tener en los dos primeros partidos del campeonato ante Tigre y Atlético Tucumán. Tras dos victorias y un empate, el conjunto de Liniers se despidió del invicto en este campeonato, además de la valla invicta que poseía hasta el momento.

Vélez mostró su presión en el campo de juego y aportó la fricción ante el Xeneize en la primera parte pero a partir del segundo gol, el nivel empezó a decaer. Aquel equipo visitante que achicó algunos metros en el comienzo del partido se agrandó luego del primer grito en el Amalfitani. A partir de allí, encontró la soltura y la tranquilidad para controlar el partido ante el Fortín.

Aquel Vélez que se hizo dueño del mediocampo en algunos destellos del partido con Santiago Cáseres al mando, terminó en un equipo vapuleado que fue totalmente controlado y que terminó desganado por el resultado que se estiró cada vez más en el José Amalfitani.

El Fortín intentó llegar al arco defendido por Agustín Rossi pero los errores individuales impidieron que se logren en cantidades numerosas, apenas pudo tener una situación en la primera parte con un débil remate de Federico Andrada a los 36 minutos de la primera parte.

La fricción, las patadas y las tarjetas amarillas fueron protagonistas del partido por momentos, lo que logró que a Fernando Espinoza -árbitro del partido- se le vaya el partido de las manos y reparta tarjetas amarillas a diestra y siniestra. En el segundo tiempo se introdujeron varios cambios para tener una mayor generación en el juego aunque no pudo concretarse.

Boca Juniors encontró los espacios ante la desesperación y el nerviosismo del Fortín por la intención de igualar el marcador. Luego, el Xeneize estiró la ventaja hasta el cuarto gol y sentenció el partido en el Amalfitani con el adiós al invicto de los dirigidos por De Felippe. Ahora, Vélez ya debe pensar en el próximo partido cuando enfrente a Independiente en el Libertadores de América el domingo por la tarde.