No pudo ser

El Fortín quedó eliminado de la Copa Argentina tras caer por 1-0 ante Atlético Tucumán, que finalizó con diez jugadores tras la expulsión de Yonathan Cabral. El gol de la victoria lo marcó Favio Álvarez.

No pudo ser
Andrada disputa la pelota con Cabral, que vio la tarjeta roja en la segunda parte | Foto: El Gráfico

En el estadio 15 de Abril, Vélez Sarsfield quedó eliminado de la Copa Argentina tras caer por la mínima diferencia ante Atlético Tucumán, que disputó gran parte del segundo tiempo con un jugador menos debido a la expulsión de Yonathan Cabral. El gol de la victoria lo marcó Favio Álvarez.

El partido comenzó dinámico donde ambos equipos se mostraron ofensivos y con ánimos de buscar el último boleto para las semifinales del certamen nacional. Maximiliano Romero y Matías Vargas fueron de los más destacados en la primera parte pero que sufrieron en sus situaciones de gol ante la gran actuación de Cristian Luchetti.

En la segunda parte, se mostró un buen nivel del equipo de Liniers donde logró asfixiar al conjunto tucumano durante los primeros minutos pero el arquero del Decano que mantuvo el cero en su propio arco, agigantó su figura tras otras grandes atajadas ante las situaciones planteadas por Federico Andrada, Eric Jerez, entre otros.

Con varios acercamientos al área rival, Vélez pudo abrir el marcador a los 5 minutos pero el Monito Vargas, uno de los más destacados en el conjunto velezano, erró un penal y dejó con vida al equipo de Ricardo Zielinski. Sin embargo, la balanza se inclinó a favor del Fortín diez minutos más tarde tras la expulsión de Yonathan Cabral.

Pero cuando todo parecía que la superioridad numérica en la cancha favorecía para Vélez, a los 16 minutos llegó una jugada colectiva que derivó en la habilitación del Pulga Rodríguez para Favio Álvarez, y este último abrió el marcador con una gran definición por encima de César Rigamonti.

A partir del gol del ex Sarmiento de Junín, los dirigidos por Omar De Felippe entraron en un estado de desesperación en el cual las líneas no estuvieron bien definidas y fueron en busca de la igualdad a fuerza de empuje y corazón en lugar de realizarlo con un juego definido.

Si bien, el Fortín tuvo sus intentos la presencia de Luchetti y una defensa sólida en el Decano estancaron el resultado a su favor para llevarse la victoria y el pase a las semifinales donde enfrentará a Rosario Central.

Cabe destacar, que el equipo del Ruso Zielinski puede estar a un paso de clasificar a la Copa Libertadores ya que si River vence a Deportivo Morón y el Decano triunfa ante el Canalla, estará en la próxima edición del certamen continental.