Anuario Vélez Sarsfield VAVEL 2017: Matías Vargas, el diamante a pulir del club

Con tan solo 20 años es el mediocampista ofensivo más importante que tiene Vélez y vivió un año muy positivo en Liniers.

Anuario Vélez Sarsfield VAVEL 2017: Matías Vargas, el diamante a pulir del club
Vargas en el partido contra Boca l Fuente Velez Sarsfield Oficial

El volante es el jugador que más partidos disputó a lo largo de este año. Si sumamos los encuentros llevados a cabo entre la Superliga y la Copa Argentina, Vargas estuvo en el once inicial de quince partidos, único jugador con esta cantidad.

Por el lado de la Superliga, fue parte de todos los partidos ejecutados durante el segundo semestre del año. El primero fue contra Tigre, acá Vargas fue de mucha importancia para las asistencias que ayudarían tanto a Romero como a Andrada para convertir y comenzar el nuevo campeonato local con el pie derecho con un 3 a 0.

Ya en la segunda fecha, contra Atlético Tucumán, se vio al autentico Matías Vargas, a aquel joven que pasa a uno, dos y hasta tres jugadores e inmediatamente dispara el centro que si bien no siempre entra al arco, este es el punta pie para un próximo gol.

El campeonato avanzaba y Vélez se midió contra Talleres de Córdoba, Boca e Independiente pero contra Newells llegó el único gol de Vargas durante este semestre. Con un pase iniciado desde un poco más de mitad de cancha, Vargas recibió, se la pasó a Romero, este se la devuelve y con la derecha la clava al segundo palo marcando el 1 a 0 que hizo que el Fortín se quede con los tres puntos de la fecha.

Luego, los de Liniers se enfrentaron a Gimnasia, Unión, Huracán, Godoy Cruz, Olimpo y Lanús en la Superliga. Sumado a los 3 encuentros por la Copa Argentina, Vargas supo defender muy bien su lugar de mediocampo, desplazándose por el campo de juego y abriendo el juego para habilitar los centros.

Con 13 disparos, 12 partidos en la Superliga, 3 encuentros en Copa argentina, 1 gol y una gran cantidad de asistencias, no hay duda de que al joven le espera un 2018 con mucho para pulir pero mucho para festejar.