Anuario Vélez Sarsfield VAVEL 2017: Fabián Cubero, la voz de la experiencia

Algunos partidos sí y otros no, así marcaron la continuidad de Poroto en este año con la camiseta del Fortín. El experimentado jugador que va camino a los 40 años, aporta siempre todo su aprendizaje en el campo de juego y lo hizo valer en una final ante Olimpo por la Superliga.

Anuario Vélez Sarsfield VAVEL 2017: Fabián Cubero, la voz de la experiencia
A sus 39 años, Cubero es el máximo referente del plantel siendo además el jugador que tiene más partidos con la camiseta del Fortín | Foto: TN

Durante este 2017 el gran objetivo planteado fue sumar la mayor cantidad de puntos posibles para engrosar el promedio y escaparle a la temida zona de descenso. Con un plantel plagado de juveniles provenientes de la cantera velezana, Fabián Cubero aportó desde su lugar la experiencia para ser la voz de mando en la defensa de Vélez Sarsfield.

Con la mitad del torneo de 30 equipos ya disputada, Cubero arrancó el año como titular y donde sumó cinco partidos en fila. Tras la última derrota frente a Boca Juniors, el defensor no retornó a las canchas por la misma cantidad de cotejos. En gran parte de los encuentros lo hizo en la función de central y con su ausencia, la dupla estuvo conformada por Grillo y Nasuti.

A mediados de mayo, reapareció en el equipo para jugar las últimas fechas del campeonato. Con rivales directos por la permanencia, el Fortín se enfrentó a Temperley, Sarmiento y Quilmes donde se pudo obtener buenos resultados y con la presencia del marplatense, el conjunto de Liniers solamente cayó en una oportunidad.

El jugador símbolo de la institución era una incógnita para el próximo semestre ya que vencía su contrato pero todo derivó en su renovación con el correr de los días y el capitán sellaba su vínculo a la institución hasta junio de 2018, sin embargo, aparecía una claúsula donde podría hacer la rescisión a fin de año.

Con la partida de Maximiliano Caire y Cristian Nasuti, algunos puestos quedaron más ‘liberados’ y le abrió lugar a Cubero para retornar al juego como lateral derecho mientras que en la zona de volantes aparecieron otros jugadores como Gastón Díaz o Matías Pérez Acuña tras la ausencia de Diego Zabala.

Tigre, Atlético Tucumán, Talleres de Córdoba y Boca Juniors fueron los primeros rivales y ante tres de ellos, Cubero vio la tarjeta amarilla. Agregado a esto, el defensor tuvo un número alto de amonestaciones ya que entre el último torneo y el actual campeonato que está en desarrollo, Poroto recibió 15 amonestaciones.

Luego, en el mes de octubre las lesiones dijeron presente y Fabián estuvo un tiempo alejado de las canchas donde se perdió algunos partidos de la Superliga y Copa Argentina. A pesar de su retorno ante Atlético Tucumán por el certamen federal, Fabián volvió a estar ausente por otros tres partidos.

En estas ausencias que tuvo, sucedían otros hechos como el debut de Hernán De La Fuente. El presente no era bueno, los resultados no ayudaban y las posiciones comenzaban a decrecer en cuanto a los promedios. La reaparición de Poroto se daba a fines de noviembre y su gran trayectoria la hizo valer en uno de los últimos tres partidos.

El Fortín se enfrentó a Olimpo de Bahía Blanca y se tomó como una final debido a que ambos clubes estaban comprometidos con la permanencia. Con un partido cerrado en el marcador, Poroto apareció en el área rival y de cabeza marcó el primero de los goles que se dieron en el Amalfitani.

Con más de 600 partidos en su espalda, Cubero sigue batallando en el conjunto de Liniers. Uno de los símbolos del club renovó su contrato hace meses, y luego en una de sus declaraciones manifestó: “Yo tengo contrato hasta junio del año que viene. Veremos que pasa en diciembre, pero mi idea siempre es seguir”. A los 39 años y en camino a la cuarta década, Poroto quiere seguir dando pelea en la élite del fútbol argentino.