Anuario Vélez Sarsfield VAVEL 2017: Fausto Grillo, temperamento y polifuncionalidad

El central del Fortín fue uno de los defensores que tuvo continuidad pero que a la vez sufrió la rotación que propusieron los entrenadores. A pesar de tener minutos en cancha, las faltas en exceso le jugaron una mala pasada logrando las expulsiones en varias ocasiones.

Anuario Vélez Sarsfield VAVEL 2017: Fausto Grillo, temperamento y polifuncionalidad
El defensor del Fortín tuvo su continuidad pero a veces se vio afectada por las expulsiones recibidas | Foto: Twitter

Durante todo el 2017 la defensa de Vélez Sarsfield sufrió diferentes cambios en cuanto a los nombres y en cada una de las posiciones. Si bien, siempre se mantuvo la línea de cuatro en el fondo, algunos jugadores han disputado partidos en varios sectores y uno de ellos es Fausto Grillo.

El oriundo de Bariloche mantuvo la posición de zaguero central en casi todos los partidos que jugó en el año pero agregado a esto, también supo estar presente como lateral izquierdo reemplazando en algunas oportunidades a Braian Cufré, uno de los habituales titulares en el Fortín.

En el comienzo de este periodo, Fausto comenzó con el pie derecho siendo titular en el primer partido oficial ante Estudiantes de La Plata y dejando la mala racha que tuvo en los últimos partidos del 2016 donde no había sido parte del equipo. Sin embargo, esto volvía a suceder ya que luego del cotejo ante el Pincha, el defensor no estaría presente en los próximos cuatro partidos y en gran parte de ellos estuvo la dupla Cubero – Nasuti.

Luego, las oportunidades volvieron a presentarse para el jugador de 24 años y regresó en la vigésima fecha ante Olimpo donde tuvo su continuidad hasta el partido por la jornada nº25 donde marcó su futuro para lo que restaba de campeonato. En el partido ante Godoy Cruz, Grillo cometió una durísima entrada a Ángel González que le costó la tarjeta roja y apenas habían transcurrido quince minutos de juego. Ese suceso le marcó el destino al defensor y no sumó minutos hasta el final del torneo.

Luego, llegaría la Superliga y a Fausto le llegaron buenas cartas porque tuvo una buena cantidad de partidos en su espalda durante el último semestre y estuvo en casi todos los encuentros del Fortín salvo el que se disputó por la 6ª fecha ante Newell’s debido a la doble amarilla que recibió ante Independiente.

Estos últimos meses, Grillo compartió zaga con diferentes compañeros como Amor o Giannetti y en cada oportunidad que se lo observa dentro del campo de juego aporta las características que lo acompañan: garra y sacrificio, esas mismas que derivaron a que su nombre sea coreado por la hinchada en varios partidos. Si bien, el defensor tiene destellos de aprobación, debe corregir ese gran error que lo lleva a las expulsiones: el temperamento.

Sobre el final, en el último partido del 2017, Fausto volvió a encontrarse con esa maldita tarjeta roja. En los últimos minutos del partido, el '6' del Fortín dejó nuevamente al equipo con un jugador menos en el campo de juego. A veces no es por el propio temperamento o el juego brusco, sino por el amor a la camiseta como el que a veces lo lleva a dejar todo como ya lo demostró en varias declaraciones. Por un camino por recorrer, si Grillo corrige este error puede potenciar mucho en la defensa velezana.