Las Leonas en el 2014: resumen del año en el que Aymar dijo adiós
2014, un año que marcará un quiebre en la historia de las Leonas

Para el seleccionado femenino de hockey, el 2014 comenzó nada más ni nada menos que un nuevo entrenador (aunque no tan nuevo en realidad). En diciembre de 2013, y como consecuencia del cuarto puesto obtenido en la Liga Mundial en Tucumán, Emanuel Roggero fue el segundo nombre borrado del manejo de las Leonas en apenas unos meses (a mitad de ese año, Roggero había ocupado el lugar de Marcelo Garraffo) y a falta de medio año para el inicio del Mundial las Leonas no tenían un conductor. La decisión de la cúpula de la CAH (Confederación Argentina de Hockey), entonces, fue que Carlos Chapa Retegui tuviera la conducción unificada de ambos seleccionados (masculino y femenino) al menos hasta la cita mundialista en La Haya, Holanda, en lo que sería su segunda etapa al frente de las Leonas.

En lo deportivo, en febrero, las Leonas iniciaron el año con un Cuatro Naciones disputado en Chile, en el que se impusieron de principio a fin y se colgaron la medalla de oro. El torneo fue previo a los Juegos Odesur, que también se disputaron en el país vecino un mes después y donde las chicas argentinas repitieron el logro, llegando nuevamente a lo más alto del podio.

El calendario consumía los meses y la cita mundialista en Holanda estaba cada vez más cerca. Por eso, en abril, las Leonas viajaron a Nueva Zelanda para participar del Seis Naciones que se disputó en el marco del Hawke´s Bay Festival of Hockey. Para dicho certamen, Retegui había convocado una nómina que mezclaba jugadoras jóvenes que habían dado una buena imagen en los Odesur con las más experimentadas, buscando definir una lista final para el Mundial de La Haya. El resultado fue más que positivo para las argentinas que vencieron a Australia en la final y trajeron otro trofeo antes del gran desafío mundialista.

Llegó junio y, con él, el Mundial. Bajo el mando de Chapa Retegui, las 18 jugadoras seleccionadas llegaron a tierras holandesas para defender el título conseguido cuatro años antes, en Rosario, cuna de Luciana Aymar, quien supuestamente se retiraría tras el torneo. Las Leonas, integrantes del grupo B, obtuvieron los triunfos necesarios ante Sudáfrica, Alemania e Inglaterra pero los empates ante Estados Unidos y China, las dejaron en el segundo puesto de la zona, detrás de las norteamericanas. El segundo lugar en la fase de grupos determinó que el rival en semifinales fuera Holanda, local y clásico rival. El partido por las semifinales resultó en una caída inesperada por 4 a 0 ante las naranjas. Un mal primer tiempo del equipo argentino y una Luciana Aymar limitada en su físico debido al arrastre de lesiones, fueron los beneficios que supo aprovechar el conjunto europeo para vapulear a las Leonas. Sin embargo, dos días después y con el orgullo lastimado, las dirigidas por Retegui se impusieron a Estados Unidos por 2 a 1 y ocuparon el tercer puesto del podio. Holanda se quedó con el título que Argentina no logró retener.

Tras el Mundial, Santiago Capurro fue confirmado como el nuevo entrenador de las Leonas, aunque Chapa Retegui, que seguiría con los varones, continuaría como head coach también de las chicas. El nombramiento del nuevo DT y la permanencia de Retegui como head coach fue el detonante de una relación entre jugadoras y dirigencia que ya era una bomba de tiempo. Como medida, la primera en dar un paso al costado fue Rosario Charo Luchetti, quien en su cuenta de Twitter publicó un comunicado en el que explicaba su renuncia al “no compartir los mismos valores con la actual dirigencia”. A los pocos días, Daniela Sruoga, Silvina D´Elia, Mariela Scarone y Carla Rebecchi la siguieron anunciando su alejamiento del seleccionado. En tanto, Aníbal Fernández, presidente de la CAH, ratificaba a Capurro como entrenador, y éste comenzaba a preparar su proyecto de cara al Champions Trophy de Mendoza a fin de año. Santiago Capurro en su presentación como DT

Finalmente, con el correr de las semanas y en medio de declaraciones cruzadas que se disparaban de un lado a otro, la intervención de Luciana Aymar llevó el asunto a su fin. “Me volví a poner el buzo solo para unir al grupo. Un head coach diferente ayudaría a que todas estén contentas, y ahí pensaré si sigo jugando”, declaró por esos días la mejor jugadora de hockey de todos los tiempos, que aún no decidía si confirmar su retiro o esperar hasta la Champions de Mendoza como finalmente sucedió.

“Me volví a poner el buzo solo para unir al grupo" dijo la mejor del mundo.

Con el clima nuevamente en calma, las Leonas se prepararon para la última gran cita del 2014, la última con Luciana Aymar como jugadora, el Champions Trophy de Mendoza. Llegó diciembre y la provincia cuyana se vistió de fiesta para recibir al último torneo de Lucha como Leona. El conjunto argentino llegó al certamen con la idea de quitarse la espina del Mundial y de darle a la mejor jugadora de la historia una despedida con un título. Así fue que las chicas dirigidas ahora por Santiago Capurro, se impusieron en el grupo B con victorias ante Alemania e Inglaterra y un empate con Australia, golearon 7 a 2 a China en cuartos de final, y se dieron el gusto de vencer a Holanda por 2 a 1 con un gol agónico de Carla Rebecchi en los últimos segundos de juego. Ya en la final, hubo que sufrir tras el empate en tiempo regular, pero la enorme figura de Belén Succi se hizo cargo de la situación tapando los penales clave y dándole a su amiga Luciana un título más en su enorme carrera. Las Leonas fueron campeonas, una vez más, en su casa, con la Maga Aymar en su equipo.

Y así se fue el 2014. Con la desilusión de no haber retenido el título Mundial pero con triunfos por demás importantes y la medalla de oro en el cierre de la carrera de la mejor jugadora de hockey de todos los tiempos. Con broncas, enojos y renuncias, pero con un equipo que finalmente se mantuvo unido y que tiene por delante un nuevo desafío: mantenerse entre las mejores del mundo sin la mejor del mundo. Hay chicas con potencial y talento, y eso quedó demostrado con el buen nivel demostrado por las hermanas Habif, Rocío Sánchez Moccia y Martina Cavallero entre otras. Ya tendrán el 2015 y toda la carrera por delante para terminar de demostrarlo, porque este 2014, al igual que Luciana, ya dijo adiós.

Seguime en Twitter: @AgenteSeller

VAVEL Logo