Clásica goleada
Gabriel Fafsuli fue la gran figura del clásico (Foto: A Dos Toques Futsal)

Que hoy en día pueda disputarse el clásico Pinocho - 17 de Agosto en Capital Federal y con público de ambas parcialidades es toda una hazaña. Fueron varias las ediciones que se jugaron a puertas cerradas o con gente solo del club local.

Anoche la sede fue América del Sud, 17 de Agosto tiene su gimnasio suspendido y tuvo que hacer de local en Parque Avellaneda. No llegaba bien el equipo conducido por Chequi Gazzo, sumaba solo tre spuntos en el certamen y enfrente tenía a un Pinocho que viene en levantada, goleando en sus encuentros y peleando por la punta.

Pero los clásicos son partidos aparte, se juegan de otra manera y así fue, se vivió como una fiesta. Cancha colmada, tanto los de Villa Pueyrredón como los de Villa Urquiza cantaron toda la noche y tuvieron un gran comportamiento.

El partido comenzó favorable para los dirigidos por Facundo Ruscica y a los 29 segundos llegaron al gol gracias a una bomba del arquero Santiago Elias. Agosto reaccionó y lo empató con una corajeada de Christian Banegas.

Con el empate en el maracdor Pinocho sacó a relucir su buen juego y anotó dos goles en dos minutos, primero Gabriel Fafasuli batió la resistencia de Alex De Martino y luego Alan Calo desparramó al arquero para llegar al tercero.

El local no encontraba la brújula, la visita era superior y creaba peligro. La esperanza llegó cuando Nacho Cozzi la perdió en defensa y el capitán Aaaron Rubini definió rasante para descontar y poner a su equipo en partido. Un minuto más tarde, Chuky Arrieta clavó un tiro libre en el ángulo y dejó las cosas 3 a 3.

Fue el mejor momento del partido, ambos buscaron el cuarto, pero la jerarquía individual de los jugadores de Pinocho prevaleció y el brasilero Jader Fornari metió un doblete en un minuto para que los dirigidos por Facundo Ruscica se vayan ganando 5 a 3 al descanso.

La segunda mitad fue una avalancha degoles del verde y banco, a los dos minutos Lucas Tripodi selló el 6 a 3 y se acabó la esperanza del local, que no encontró la llave para llegar con peligro al arco de Elias y fue muy superado en el complemento.

Con el correr de los minutos marcaron Gabriel Fafasuli y Alan Calo para firmar sus respectivos dobletes y en el epílogo Matías Uisnger se anotó en el marcador para elevar la cuenta hasta 9. Solo quedó tiempo para el descuento de Matías Miño que definió con clase desde su propio campo por arriba de todos.

Fue victoria final para Pinocho por 9 a 4, el multicampeón no le pierde pisada a Boca, quedó a un punto de la cima y promete pelear el campeonato hasta el final.

VAVEL Logo