Argentina, campeón de la Copa Ciudad de Vicente López

La selección argentina de handball se quedó con la Copa Ciudad de Vicente López Desafío Río de la Plata 2016, tras vencer a Escuelas Pías de Córdoba por 35-22 y terminar así con un puntaje perfecto de nueve puntos (tres ganados sobre tres jugados).

Argentina, campeón de la Copa Ciudad de Vicente López
La defensa albiceleste, una de las claves de la victoria. Foto: Brenda Bianchi

                El cuadrangular, que se llevó a cabo en el microestadio de Municipalidad de Vicente López, reunió a las selecciones de Argentina y Uruguay, a Escuelas Pías de Córdoba y al local Vicente López. Tres días de competencia demostraron que los Gladiadores, que presentaron un equipo formado por jugadores que se desempeñan en el ámbito nacional, fueron superiores a sus rivales, ya que ganaron todos los partidos que disputaron.

                Por la tercera y última fecha, que se jugó hoy a las 11 y 13 horas, se enfrentaron Uruguay-Vicente López y Argentina-Escuela Pías. El primer partido, que terminó 24-23 a favor de los locales, tuvo como protagonistas a Gonzalo Vieyra y Ezequiel Campins, goleadores del encuentro con cinco tantos cada uno.

                Los dirigidos por Eduardo Gallardo cerraron la jornada ante los cordobeses, que ya habían sido derrotados por Uruguay y Vicente López. El partido fue parejo hasta los quince minutos del primer tiempo, cuando los contraataques argentinos se impusieron por sobre los lanzamientos externos del lateral cordobés Pablo Ruiz, quien finalizó como goleador con siete tantos. La diferencia se estiró y el primer tiempo dejaba un parcial de 19-10 a favor del seleccionado argentino.

                En el inicio del segundo tiempo, Gallardo empezó a rotar el equipo: el lateral Lucas Grandi y el extremo Adrián Portela contribuyeron con dos goles cada uno, mientras que Maximiliano Ferro abusó de los contraataques y convirtió cuatro tantos. Por el lado de Escuelas Pías, las pérdidas de pelota aumentaban así como también lo hacían las atajadas de los arqueros argentinos. Cuando el arco defendido por Juan Bar, Maximiliano Soliani y Tomás Villarroel parecía cerrarse, el extremo Leonardo Bianchi y el pívot Alejandro Buffa comenzaron a encontrar falencias en los arqueros con la celeste y blanca, aunque ello no alcanzó para revertir el inevitable final: la selección argentina, con goles de rosca y fly inclusive, ganó por 35-22 y el central de Ballester Julián Souto Cueto fue elegido como MVP del Desafío Río de la Plata, demostrando una vez más el gran nivel de juego en el que se encuentra.