La Garrita sumo otra victoria y espera a Brasil

La Selección Argentina de handball superó a Uruguay por 31 a 23, en el tercer partido del Panamericano Junior Femenino que se disputa en Foz Do Iguaçu, Brasil. Este viernes, las argentinas serán recibidas por las locales, con quienes lideran la tabla de posiciones.

La Garrita sumo otra victoria y espera a Brasil
En acción La Garrita (Foto: Federación Panamericana de Handball)

Luego de dos victorias contundentes, La Garrita volvió a la cancha y dejó su huella triunfal en el duro partido contra el seleccionado uruguayo, el cual aún no puede sonreír y suma un total de tres derrotas. Pese a esto último, como es habitual, las charrúas generaron un complejo y agotador encuentro para las argentinas, que si bien mantuvieron siempre la delantera, recién en los últimos minutos lograron ampliar realmente la diferencia a un resultado tranquilizante. 

Las primeras acciones de juego fueron muestra de cómo se desarrollaría aquella disputa. La Celeste, con una defensa profunda y dinámica, obligó al equipo nacional a ser ágiles e inteligentes para encontrar los espacios y estar arriba en el tanteador. La conducción de Micaela Casasola fue clave para armar al equipo, que tenía dificultades frente al atosigamiento uruguayo. Por otra parte, las extremos, Rosario Urban y Martina Mazza, fueron las pesadillas de la arquera charrúa, a quien bombardearon una y otra vez, permitiendo una mínima ventaja de tres puntos al finalizar los treinta minutos iniciales. 

Comenzó un segundo tiempo con un tanteador en 17 a 14, en ventaja para La Garrita. Sin embargo, este fue emparejándose más, gracias al mérito de las orientales y también, a los  descuidos y errores en el traslado de la pelota en manos albicelestes. De esta manera, la mínima tambaleó entre uno y dos, a casi quince minutos del final. Por fortuna, Guadalupe Larralde, realizó un gran papel debajo de los tres palos y solo le convirtieron nueve goles, manteniendo el control del partido. Entretanto, con solo diez minutos restantes, las argentinas pusieron un muro en la defensa y se encendieron en el ataque con recuperaciones y contras. Con goles de Macarena Sans, Micaela Casasola y Maira Carletti, la tensión se alivió y las dirigidas por Gustavo Sciglitano se llevaron una victoria de 31 a 23. 

Este viernes a las 20 horas, las Juniors argentinas disputarán el arduo clásico contra las locales, quienes también continúan invictas y acompañan en la punta a las albicelestes. No hay dudas de que será el partido más dificultoso que La Garrita debió y deberá afrontar, sin embargo, este equipo viene demostrando que tiene hambre de gloria y dejará todo por coronarse en lo más alto.