La Garrita quedó cerquita

A pesar del gran partido disputado, La Garrita cayó ante Brasil 27-25 por la 4ta fecha del Panamericano Junior y así las locales se quedaron con el título.

La Garrita quedó cerquita
Bruna ante la defensa argentina (Foto: CAH)

Argentina y Brasil llegaban al partido con tres victorias por lado en los tres partidos disputados. La victoria de Chile ante Paraguay en el segundo turno del día provocaba que el ganador del partido iba a ser el campeón panamericano.

El partido arrancó luchado y con La Garrita arriba en el marcador. La mendocina Macarena Sans fue la encargada de abrir la cuenta en Foz Do Iguazú mientras que para las brasileras fue clave Bruna, que con sus fintas y lanzamientos externos hacía estragos en la defensa argentina. A los 10' fue el momento en el que Brasil tomó la delantera en el partido pero rapidamente Micaela Casasola igualó con un tremendo fly. A partir de ahí fue gol a gol pero siempre a favor de las locales, que sacaban dos de luz pero nuevamente aparecía el equipo de Gustavo Sciglitano para empardar el tanteador. Así fue, hasta el final del primer tiempo en el cuál Brasil se fue arriba por 12:10.

El segundo tiempo tuvo un gran arranque Argentina. A los 2' Camila Bonazzola igualó el tanteador en 12 producto de un contraataque pero apareció Bruna, nuevamente, cuando La Garrita estaba con superioridad númerica para volver a poner a las brasileras arriba. Mientras que Brasil se hacía fuerte en defensa y aprovechaba una floja defensa argentina, pero Maca Sans mantenía con vida a la selección argentina. A falta de 10' para el final del partido, La Garrita se encontraba 5 goles abajo pero las chicas no se dieron por vencida en ningún momento. Al punto que a falta de un minuto, con gol de Mai Carletti, se puso 26:25 y con una jugadora más pero no pudo recuperar la pelota en los 30 segundos restantes y la armadora izquierda brasilera decretó el 27:25 definitivo.

Brasil se coronó como campeón panamericano de local. Argentina se quedó sin título. Tiene la clasificación al Mundial de Rusia. Y tiene algo mucho más importante: un equipo. Ese equipo que dejó todo en la cancha hoy, ese equipo que demuestra que hay futuro para rato en la rama femenina, ese equipo que puede mejorar la posición en el último mundial (12da), ese equipo por el que miles de argentinos hicieron un parate y se pusieron a luchar con eling para verlas. Ese equipo que nos va a dar muchas alegrías.