Entrevista a Macarena Sans

Macarena Sans, jugadora de La Garra, charló en exclusiva para Vavel.com sobre sus inicios en el handball, la Selección y los JJOO. La Nena Mendocina al descubierto.

Entrevista a Macarena Sans
Entrevista a Macarena Sans

Macarena Sans nos brindó una cálida entrevista, casi al punto de ser una charla entre conocidos de toda la vida. En un chico pero acogedor café en la zona de Villa Urquiza nos empezó a contar sobre sus inicios en el handball, comparó las competencias que disputa su querido Regatas de Mendoza con la que se disputan en Femebal, sus objetivos, sus estudios, la Selección y muchas cosas más que te irás enterando a medida que pase la entrevista. Mira todo lo que dijo “La Nena” en exclusivo para Vavel.com.

-¿Cómo arrancaste a jugar? ¿Por qué elegiste el handball?

Arriba: Segunda de izquierda a derecha - Foto: Facebook
Arriba: Segunda de izquierda a derecha - Foto: Facebook

-En mi familia son todos deportistas. Mis papas son profes, a mis hermanos siempre desde muy chiquititos los mandaron a hacer deporte. Jugué al hockey, hice natación y básquet. Y después a los once años estaba haciendo hockey y natación, y una compañera me llevó a handball. Desde los once hasta los doce hice los tres deportes, estaba como loca. Después tuve que decidir porque empezaba el secundario, ya no podía. Me llamaron de la Selección de Mendoza, en ese momento que me llamen era un logro importante y me dieron ganas de seguir, y eso me llevó a elegir el handball. El primer año nos hicimos un grupo de amigas y todavía somos como hermanas.

-¿Y ahí fuiste a jugar al Nacional?

-Claro, era Nacional de menores. No entendía nada, no sabía ni jugar. Ahí me quede con handball, me empecé a poner objetivos, me hice re fanática. Iba al club y desde que empezaba la jornada de handball no me iba, estaba siempre ahí, entrenando. Mi familia desde el principio me acompaño un montón, me llevaban a todos los partidos y a todos los entrenamientos y eso ayuda porque hay chicos que como son chicos no tienen como llegar y no los apoyan entonces por eso después no juegan mas.

-¿Cómo es la competencia en Mendoza?

-En Mendoza son muy pocos. Hay una sola liga con menos de diez clubes y la competencia no es muy buena. Esos clubes los conoces desde que empezás a jugar porque son siempre los mismos, entonces por ahí eso es lo que no te deja crecer mucho. Nosotros por ahí viajamos a Chile en algunos encuentros porque no nos queda otra, si no nos quedamos entre nosotros no avanzamos nunca. Y aparte además de ser pocos clubes, la organización tampoco ayuda, por ahí jugamos un fin de semana, al otro no jugamos, pasa otro y no jugamos, después jugamos dos partidos seguidos..

-Y en ese contexto después ir a jugar al Nacional con clubes de Buenos Aires es otro deporte..

Maca Sans en 7mts - Foto: Manu Iglesias
Maca Sans en 7mts - Foto: Manu Iglesias

-Sí, es complicado. Porque los equipos de acá (Buenos Aires) juegan siempre todos los fines de semana y todos los partidos son buenos. Nosotros por ahí tenemos que cambiar la competencia y el entrenamiento, nosotros entrenamos de lunes a sábado todos los días y es como que formas otras cosas, por ahí no tenes muchos partidos pero tenes un equipo que no falta a entrenar por nada y sabe que el compromiso y el estar suma tanto como jugar partidos. Eso es lo que nos salva y lo que me ha salvado a mí para poder seguir. Yo he jugado siempre en Regatas y no he jugado en otro lado por más que haya entrenado acá y todo.

-¿Sentís mucha diferencia a comparación de la liga en Mendoza con Femebal? En cuanto a velocidad de juego y demás..

-En realidad los partidos más difíciles, los más importantes, de allá son como los de acá pero por ahí hay muchos partidos que son muy tranquilos por el otro club y a diferencia de acá son todos muy regulares. Hay más intensidad. Jugamos hace unas semanas con Dorrego y Quilmes, me di cuenta que no se frena. Vamos ganando por más de 10 y no se frena, y por ahí allá si en el primer tiempo ya está definido, el segundo tiempo es un garrón.

-¿Pensas en dar un paso adelante y capaz irte a jugar afuera?

-Sí, en realidad yo siempre pensé que no me iba a venir a jugar para Buenos Aires, que directamente me iba a ir a jugar afuera. Como entrenamos tanto en Regatas me ha ido bien con eso, entonces yo quería que si me iba, irme afuera. Pero nunca me imaginé venir a jugar acá, primero porque yo soy de Regatas. Es temporario, yo vengo a este torneo y me voy, arreglamos eso con el técnico (Germán Barceló). Al estar tan ajustado hicimos un plan con Raqui (Eduardo peruchena) para optimizar, porque yo no me puedo pagar los pasajes y venir acá todas las semanas.

-¿Cómo haces con el tema del estudio?

-La secundaria me costó bastante pero lo iba llevando, porque tenía los programas, los veía y rendía. Pero nada que ver con la facultad. Ahora tengo que lidiar con más profesores, con que cada uno tiene su pensamiento en base al deporte y a lo que vos haces, no les parece bien que te vayas o no priorices la carrera, aunque la mayoría te apoyan. Yo estudio en el IEF, los directivos me apoyan un montón. El año pasado me ayudaron con los Panamericanos, fue un año bastante pesado, fui a Toronto y al Mundial. Entonces la segunda mitad estuvo bastante complicada. A mí me cuesta mucho desde siempre estudiar, imaginate ahora que tenes que pensar en un montón de otras cosas y tenes un rato nada más para estudiar, y tenes que si o si optimizar el tiempo, se complica. Además educación física es tan práctico, y tenes tantas vivencias en la cursada que no podés estudiar solo de apuntes, pero bueno, no queda otra.

-¿Cómo ven tus papas que estés viviendo en Buenos Aires?

-En realidad yo desde muy chica viajo, desde los 14 empecé. Mis papas siempre me apoyaron y no me reprimían en nada. Yo ahora me pongo en el lugar de ellos y que una hija mía que se vaya a los 14 años me muero. Lo bueno es que desde el principio me ayudaron y a medida que fue pasando el tiempo se fueron acostumbrando, a los viajes, a entrenar, a todo. Y este año a principio de año decidí venirme para acá y yo era la que estaba mas negada, porque no me gusta en realidad, pero con esto de los Juegos Olímpicos no me quedaba otra, y mi familia desde el principio fueron conscientes en eso y siempre me dijeron que era un esfuerzo, que eran pocos meses y que en agosto terminaba todo. En agosto pase lo que pase aunque vaya o no a los Juegos me voy.

-¿Cómo te trata la ciudad?

-Lo que es Buenos Aires en sí, nunca me gusto mucho porque es muy distinto a Mendoza. Mendoza capital es muy chico y nada que ver con esto, ni la capital ni ninguna parte de Buenos Aires, es mucho mas tranquilo. Y me cuesta bastante, el venir a un lugar totalmente distinto. Pero es como todo, te vas acostumbrando, trato de verle el lado positivo y disfrutar porque si bien me cuesta tengo que disfrutarlo porque en algún momento va a terminar. Con todas las cosas, estando en una ciudad que no me gusta mucho, el objetivo por ahí se dispersa pero ahí nomas lo pienso y me doy cuenta que no queda nada. Si quedo me voy a Hungría el 25 y después en julio el Mundial Junior en Rusia y ya no va a quedar nada.

-¿Conoces de Buenos Aires?

-Poco y nada. Cuando era mas chica no salía mucho, tarde como dos años en empezar a conocer porque viajábamos, y cuando estábamos aca entrenábamos todos los días y no había mucho tiempo.

-¿Y cómo haces con tu vida social?

-Son los más cercanos. La familia, mejores amigos y no conozco un montón de personas. Conozco de todo el ambiente y de educación física pero tampoco puedo tener una vida social tan amplia. Por suerte tenemos un buen grupo con La Garra, y tengo muchos amigos acá que ellos y sus familias me han dado una mano mientras estoy acá. Es terrible tener todo en Mendoza y venir acá y estar sola. Desde muy chica he tomado decisiones y he tenido que hacer cosas sola, sin tener a mi mamá y a mi papá decidiendo por mí. Estas cosas te hacen madurar o ver las cosas de otra manera.

-Estarás más preparada si en algún momento tenes que irte afuera..

- Sí, pero igual estar con la familia o los domingos juntarse y estar todos quizás es lo que mas cuesta. Porque en Argentina siempre uno prioriza más que nada a su familia, y por ahí te vas afuera y estas solo. Todo pasa.

Ya pasando su vida personal y como inició su relación con el handball, La Nena Mendocina nos contó como se prepara La Garra de cara al gran evento del año, la relación que hace entre mayores y juniors, y además nos cuenta cosas de sus viajes para cerrar opinando de la figura del handball masculino Diego Simonet y las arqueras referentes de Argentina: Valentina Kogan y Marysol Carratú.

-¿Ya palpitan los Juegos? 

Maca con la medalla plateada en Toronto - Foto: Facebook
Maca con la medalla plateada en Toronto - Foto: Facebook

-Estamos entrenando desde enero pero ahora a medida que se va acercando todo es como que se siente mas fuerte. Es algo nuevo para nosotras el pensar que estamos entrenando para un Juego Olímpico, intentamos que no sea como en Toronto que la emoción nos terminó yendo en contra. Estamos intentando controlarlo y ser mas pacientes para ir viviendo tranquilas la etapa que estamos pasando. Esto que desde el principio hubo buenos resultados en los torneos que hemos jugado, ayuda a tener la personalidad que yo tengo. Por ahí me pasa como que tengo una personalidad distinta, voy a ganar y no me imagino perder, eso no va. Por mas que el handball argentino esté creciendo, nosotras damos tanto por esto por mas que no seamos las mejores que nos merecemos pensar en metas mas claras y superiores. Si después no las cumplimos, puede pasar, pero para mi es primordial tener como objetivo que vamos a poder.

"Hubo un cambio grande en la Selección. Se unió todo, se formo La Garra"

-Contra Corea que saliste llorando y se notaba que estabas con bronca..

-Era de bronca. Estaba bastante enojada. Es eso, el tenerlo ahí tan cerca y sin dudas que nosotras dejamos todo, pero esto de ajustar detalles que pueden llevar a ganar o simplemente tenerlo en la cabeza que nos ayudaría mucho mas. Tenerlo como objetivo más claro. Pensar en un objetivo más allá de lo que podemos. Es un proceso. Yo creo que puedo tener esta mentalidad porque me ha ido bien y porque soy joven, me ha ido porque en los torneos me fue bien. A mí no me paso de jugar 15 años con la selección, jugar 10 mundiales, que Alemania nos ganara por 20. No me paso, tengo esta mentalidad por esto que digo. No culpo a nadie. Creo que todos vamos aprendiendo. Nosotros vamos aprendiendo de las mas grandes y ellas de las mas chicas que venimos con esta mentalidad. Por ahí si yo hubiese perdido 20 veces con Alemania y capaz también pensaría. También es complicado. Porque antes del torneo que vas a jugar a 8 partidos y perdes casi todo, y algunos que los perdes por 15, imaginate como te levantas al otro día para seguir, cambiarte y seguir y al otro día jugar contra Francia que está en la elite. Es todo un ambiente que esta complicado. Pero bueno, siempre pensamos en seguir creciendo y en que todos aporten. A mi me parece que el seleccionado ha dado un salto de calidad en lo deportivo y tenemos que ajustar eso. Pensar en que podemos ganarlo, jugarlo aunque sea.

- ¿Pensas que la camada Junior comparte la mentalidad esa que decís vos?

-Sí. Yo creo que la mayoría de ese equipo tiene el pensamiento que tengo yo a la hora de enfrentarnos a otro equipo. A ellas también les toco jugar torneos, mundiales, vienen con eso. Creo que va a ser un empujón anímico mas que nada cuando ellas suban para seguir creciendo. Mismo ahora, en el Panamericano que jugamos - Brasil. Ellas tenían un equipazo, y yo no es que decía que íbamos a perder,¡Ni en pedo!,pero como que decía “están durísimas, va a estar difícil” y mis compañeras decían: “No, vamos a ir con todo, vamos a ir a ganar”. Con mentalidad positiva.

-¿Qué te propones como objetivo personal para los JJOO y como equipo?

-Mi objetivo principal es quedar en la lista. Al ser la mas chica se complica, son 14. A Toronto fuimos 15 y yo era la 15. Pero el objetivo principal es poder plasmar el esfuerzo y sacrificio, todo lo que entrenamos en este tiempo, en los partidos, poder desde el primer partido hasta el último mantener un mismo nivel. Y como objetivo mas palpable es poder dar un batacazo ante los equipos mas cerca. Si nos cruzamos con Brasil, Corea o los que tuvimos mas cerca como Francia. Poder sacarle un partido de la mano a alguno de ellos. Atrevernos a sacar el partido. Que ellas no piensen que juegan contra nosotras es un partido tranquilo, para ganar.

-Y jugar ante estos equipos les sirve a ustedes..

-El año pasado, el 4 Naciones. Hace 5 años Brasil no nos invitaba ni ahí. Y esto que nos inviten, que se preocupen, que paguen todo. Eso habla bien de la Selección. Quiere decir que les interesa jugar contra nosotras. Estan haciendo un plan duro de jugar mucho contra nosotros para saber como jugamos y no perder contra nosotras.

-La realidad es que a ustedes les sirve mas jugar contra ellas que contra Uruguay

-Sí. Y encima las últimas veces que jugamos contra Brasil en los Odesur empatamos, en el Panamericano de Toronto fuimos empatando en el primer tiempo y perdimos por 5 y en el Panamericano de Cuba perdimos por 7. Y en el Mundial lo tuvimos ahí, muy cerca.

-¿Y acá como es la preparación?

-Cada vez se hace mas difícil todo. Íbamos a tener alojamiento fijo desde enero, y todavía no lo tenemos. Había armado este plan contando con ese alojamiento y se complica. Por ahí nosotras en lo personal tenemos que ver distintas situaciones aparte de jugar, tenemos que estar preocupadas por donde nos vamos a quedar. Decí que yo cuento con un departamento acá, yo no pago un peso. Pero no podes, nos estamos preparando para unos juegos.

-Ahí ves el amateurismo del handball en Argentina..

"Es demasiado el sacrificio que hacemos y con algo de ayudo podríamos potenciarlo"

-El problema es que es algo totalmente distinto a lo que me dijeron, si de entrada me decían que me las iba a tener que rebuscar era otra cosa. Armas tu vida en torno a eso, y algo básico como un alojamiento y no lo tenemos, te da vuelta todo. Es demasiado el sacrificio que hacemos y con algo de ayuda podríamos potenciarlo, pedimos únicamente lo básico. Nos hace sentir solas. Trato de buscarle el lado positivo. Nosotras somos muy pacientes y estamos muy calmadas frente a lo que tenemos que afrontar.  Tenemos que enfocarnos en disfrutar porque es algo que nos gusta, hay que estar al máximo. Mientras nosotras nos estamos preocupando por estas cosas otros equipos solo están pensando en entrenar. A mí me dan pena muchas que hace 15 años que están, ahora a 3 meses de jugar algo único que hay que disfrutar, hay situaciones que lo impiden. Por eso ahora me pongo con esa mentalidad de que hay que aguantar.

-Tienen que pensar que hay miles que quisieran estar en el lugar de ustedes y lo viven de afuera con la misma intensidad, la Selección genera cosas que antes no transmitía..

-Hubo un cambio muy grande en la Selección, las mismas jugadoras te lo pueden decir. Se unió todo, se formó La Garra. Hay un sentimiento.

-¿Qué anécdotas tenes de los viajes que hiciste con el seleccionado?

-En Macedonia, en el hotel donde estábamos, lleno de pavos reales. En el patio por todos lados había pavos reales, nosotras pasábamos rápido. Una vez entramos a la habitación y había un balcón mas o menos a 15 metros del piso, y paso y había un pavo real y salí corriendo de la habitación. Lo gracioso es que comimos todos los días, de esto nos dimos cuenta después, mientras iba pasando no nos dabamos cuenta, pero todos los días al menos una vez comíamos pollo y pollo (risas).

-Deben estar buenísimos esos viajes..

-Si si. Es que en realidad en los Mundiales y giras tenes todo organizado, todo pensado para el deportista, entonces haces lo que te dicen: el almuerzo, la merienda y la cena, y después haces lo que se te canta. Además estas con otras delegaciones que es otro ambiente.

-¿Te imaginas lo que debe ser la Villa Olímpica? Ya estuviste en la Panamericana

-La verdad que fue increíble. Yo no conocía nada de eso. Me paso que en los Panamericanos de ver a tanta gente igual que nosotros, tantos deportistas, la mayoría amateur, entonces decís “Bueno, no estoy tan loca. Hay mucha gente que lo hace”. Entonces como que te dan fuerzas entre todos. Y de estar todos los argentinos en un edificio es más fanatismo por Argentina.

-La lesión de Simonet ¿Qué pensas?

-Yo lo llevaría igual al “Chino”. Tengo una amiga kiniesologa y me dijo: “Con la tecnología que hay ahora va a llegar a los JJOO”. Para mi está bien que él tenga el objetivo de querer llegar a los juegos. Ojala que le puedan decir: “Esta todo bien, juga”.

-¿Una opinión de Marysol Carratú?

-Ella te conoce todo. Pensa que entrenamos de lunes a jueves todo el día. A Marysol Carratú no le entra una pelota de nadie, es terrible.

Maca con Valentina Kogan en 2011, hoy comparten seleccionado - Foto: Facebook
Maca con Valentina Kogan en 2011, hoy comparten seleccionado - Foto: Facebook

-Y Valentina Kogan..

-Valentina es una crack. La mina tiene un montón de años y sigue con ese espíritu. Yo hablo mucho con ella y compartimos muchos los pensamientos. Es muy ordenada. Esto lo quiere hacer así y hasta que no lo hace no para. Es muy buena mina en todos los aspectos.

-¿Te reconocieron en Buenos Aires?

-Es muy gracioso. Porque en la esquina del departamento hay una verdulería y el tipo que vende ahí me dice: “Macarena ¿Cómo andas? te vi en la tele”. Antes yo había ido varias veces y nunca me había dicho nada (risas). Ahora cada vez que voy me dice: “Hola Maca” (risas)

Macarena Sans ya se esta formando un nombre en el deporte argentino, no sólo en el handball. Su juventud, su valor, dentro y fuera de la cancha, la hace una persona especial, una persona que sueña en grande, que no se queda con lo que tiene al alcance de la mano sino que va en busca de más y más, porque si queres ser grande tenes que pensar en grande y en que se puede. “La Nena”, como la apodamos desde Vavel, querrá que las lagrimas de tristeza que se vieron ante Corea sean de alegría en el próximo Juego Olímpico. Aunque no esté confirmada su presencia, ella es consciente que de seguir demostrando su gran nivel en la gira por Hungría y en VILO tiene muchas chances de ser una de las 14 que viajaran con un sueño de miles Rumbo a Río.