Roma 1960: la hazaña de Bikila y la aparición de los Juegos Paralímpicos

En Italia, se producen dos de los más memorables hechos en la historia de los Juegos Olímpicos: Abebe Bikila gana la maratón descalzo y por primera vez se disputan los Juegos para atletas con discapacidades físicas, mentales y/o sensoriales.

Roma 1960: la hazaña de Bikila y la aparición de los Juegos Paralímpicos
Foto: Web

La XVII edición de los Juegos Olímpicos llevados a cabo en Roma se caracterizaron por la belleza y la utilización de monumentos históricos como el Coliseo o el Arco de Constantino, lugar donde se cerró la maratón, y además son los primeros Juegos transmitidos por televisión.

Participan 5.348 atletas (4738 hombres y 610 mujeres) de 83 países que compiten en 150 eventos. La Unión Soviética arrasa en el medallero con 103 preseas (43 oros) y deja muy atrás a los Estados Unidos, su eterno rival, que obtiene 71 (34 oros).

A pesar de los conflictos políticos, la República Democrática Alemana y la República Federal de Alemania compiten bajo la misma bandera.
El boxeoador de 18 años Cassius Clay obtiene la medalla de oro en la categoría de peso semipesado. Luego de esto quedaría grabado el hecho de racismo, en el que le prohibieron entrar a un restorán solo por ser de tez morena para luego arrojar su medalla olímpica al río y cambiar su nombre para ser conocido como Muhammad Ali.

El velerista danés Paul Elvstrom gana su cuarto oro de manera consecutiva al obtener el primer puesto en la Clase Finn.
Luego de 28 años de haber conseguido su primer oro, el esgrimista húngaro Alavar Gerevich gana su sexta dorada en hilera.
La estadounidense Wilma Rudolph, la Gacela Negra, se convierte en la primera atleta de esa nacionalidad en ganar tres medallas de oro (100 y 200 metros y la posta 4x100) en los mismos Juegos.
El jinete australiano Bill Roycroft sufre un severo golpe que le produce varias contusiones y una lesión en el cuello, pero abandona el hospital para competir en la prueba final. Y gano la presea dorada.

Por primera vez en la historia, aparecen los Juegos Paralímpicos, orientados a atletas con ciertos tipos de discapacidades físicas, mentales y/o sensoriales, como amputaciones, ceguera, parálisis cerebral y deficiencias intelectuales. Participaron 400 deportistas de 23 países.

La hazaña de Abebe Bikila:

El maratonista etíope Abebe Bikila participó de la prueba madre del atletismo de una manera muy particular: descalzo. El completo desconocido para los aficionados completó los 42.195 km en dos horas, 15 minutos, 16 segundos y dos décimas, estableciendo de esa forma una nueva plusmarca mundial.

Participación Argentina:

100 deportistas viajaron a la Ciudad Eterna para competir en los Juegos. El crecimiento del profesionalismo y la diferencia de nivel con el resto de las delegaciones era cada vez más abrumadora y apenas se obtienen dos medallas.

Como de costumbre, el boxeo se trajo una medalla: en peso liviano, Abel Laudonio perdió en una de las semifinales ante el local Sandro Lopopolo por puntos y debió compartir el tercer puesto con el británico Richard McTaggart.

La embarcación formada por Jorge Salas Chávez, Héctor Calegaris y Jorge Del Río obtuvo la medalla de plata en la clase Dragón de yachting. En la regata final, italianoa y argentinos sabía que solamente podían competir por plata. Con una ventaja considerable a favor de los italianos de 135 puntos, el equipo local fue descalificado, y si bien los argentinos no realizaron una buena regata, salieron en el 10º puesto, obteniendo 532 puntos, que les permitieron superar a Italia por 14 puntos y ganar la medalla de plateada.