No fue medida

El seleccionado dirigido por Eduardo Gallardo le sacó 25 goles a México, en un encuentro sin equivalencias. El miércoles, ante Groenlandia.

No fue medida
Los Gladiadores en su máxima expresión (Foto: Lucas García)

Argentina venció 42-17 al seleccionado azteca por la tercera fecha del Panamericano. Eduardo Gallardo, entrenador de la selección, decidió arrancar con un 7 inicial diferente al de las 2 presentaciones anteriores: con Matias Schulz en el arco, Adrián Portela y Facundo Cangiani en los extremos, Federico Vieyra y Agustín Vidal en los laretales y Mariano Cánepa en el pivot.

En 8 minutos, Los Gladiadores sacaban una diferencia de 4 goles, que Orozco pudo recortar a tres si no fallaba su penal. En inferioridad numérica, Federico Vieyra lograba marcar el 6-1, que llevó al entrenador mexicano, Ángel Rojas, a pedir un tiempo muerto a los 10 minutos de la primera parte. México, por parte de Morales, marcaba de contra tras un mal pase de Sebastián Simonet.

Avalos, extremo derecho mexicano, lograba poner a su selección a seis goles, pero Federico Vieyra y Leonardo Querín, de contra, ponían 12-4 arriba a la selección albiceleste. Luis Ávalos fue excluido directamente por una falta a Adrían Portela, cuando se disponía a lanzar desde el extremo. A los 23 minutos de la primera mitad, la diferencia era de 10 goles (16-6) a favor de Argentina, diferencia que permitía darle minutos a Pablo Vainstein, Sergio Crevatín, Julián Souto Cueto, Federico Fernández y Pablo Simonet.

El primer tiempo finalizaría con 21-7 para Los Gladiadores, el conjunto mexicano no ofrecía mucho orden en su juego, perdía pelotas por malos manejos y fallas técnicas.

En tres minutos de la segunda mitad Argentina sufriría 2 exclusiones, que le permitieron a los mexicanos hacer 2 goles más, aunque por medio desde los 7 metros. Desde el ataque posicional no ofrecían buenas variantes de juego, seguían perdiendo pelotas y permitiendo goles de contraataque para Federico Pizarro y Pablo Simonet.

A los 11 del segundo tiempo Argentina seguía aumentando la diferencia, que era de 18 goles, por medio de Pablo Vainstein y Federico Pizarro. Los errores mexicanos, faltas de ataque y perdidas de pelota, generaban que Argentina pudiera salir de contra, pero Patrick Wiedekamp le negaría el gol en dos ocasiones a Federico Pizarro. En los últimos 7 el conjunto azteca no lograba recortar las diferencias, tanto en el marcador como en el nivel de juego, Argentina seguía sumando goles, como el fly de Sebastián Simonet para Pizarro. México lograría descontrar por medio de Sergio Vega, mientras que Mariano Cánepa cerraría el 42-17 final.

Mañana será el primer día de descanso, México se enfrentará al conjunto guatemalteco el miércoles a las 16 horas. Mientras que para Los Gladiadores se viene el primer rival duro del torneo: Groenlandia, el miércoles, nuevamente abriendo la fecha a las 15 de la tarde.