Los boricuas llegan entonados a su final

Puerto Rico venció 34-26 a Paraguay y el miércoles juegan un partido clave por un lugar en semifinales: se enfrentan a Uruguay.

Los boricuas llegan entonados a su final
Los boricuas llegan entonados a su final (Foto: 7 vs 7).

Puerto Rico sabía que este partido no era uno más, ganarlo con un buen niven de juego los haría llegar en confianza a un cotejo más complicado, más duro, a su final. Vencieron 34-26 a Paraguay y se preparan para jugar ante Uruguay, rival directo en la búsqueda de semifinales.

En un partido que aparentaba ser duro, los boricuas sacaban 3 goles de diferencia a los 5 minutos, mientras que los guaraníes empezaban erráticos, cosa que los haría correr desde atrás en el tanteador durante los 60 minutos. En sus primero 10 minutos, el conjunto dirigido por el islandés Jalieski García tenía a Héctor Hiraldo moviendo los hilos desde el central y desequilobrando en el 1 contra 1, y ganaba 8-4, gracias al buen pasar de su arquero, Pascual Pacheco.

Paraguay, que sufría los goles boricuas, cambiaba la defensa a una 3-3 para recuperar balones y, cuando lo lograba, no podía capitalizar esos lanzamientos.

En 20 minutos, Puerto Rico dominababa las acciones y el marcador, circulaba la pelota con velocidad, encontraba espacios pero no podía doblegar al arquero guaraní, Daniel Enciso. Los paraguayos se mantenían 4 goles abajo (12-8), pero perdían a Víctor Pérez y a Ariel Benítez por 2 minutos e Hiraldo fallaría el penal para ponerse 5 goles arriba. Aunque en el arco de enfrente seguía el buen nivel de Pacheco.

Los últimos 5 minutos fueron cerrados, gol a gol, en el cual Víctor Pérez hacía daño desde los 9 metros y dejaba el primer tiempo en un 16-13 definitivo.

El cominzo de la segunda mitad fue gol a gol, pero los boricuas sacaban 7 goles de renta, obligando al entrenador paraguayo, Blas Melgarejo, a cambiar la defensa a una personal por toda la cancha para que Puerto Rico no se escape. Paraguay no se acercaba más por limitaciones propias y por Pacheco, una de las figuras del partido.

Jalieski pedía tiempo muerto para acomodar a su equipo, Garcete sabía que su equipo estaba perdido, pero seguía con la marca personal en toda la cancha, cosa que no serviría demasiado. Los paraguayos perdían las marcas y en ataque no tenía ideas. Hiraldo, central puertorriqueño, sentenciaba el 29-20 que confirmaría que la victoria no se les iba a escapar.

Los últimos 5 minutos solo estarían para la estadistica, Paraguay se ponía 7 abajo (31-24), pero no hacía fuerza en defensa. El partido finalizaría con un 36-24 definitivo. Jalieski García declararía para Vavel.com: "Estoy muy contento por la victoria, nos suma en la actitud de cara a lo que viene. Nuestro partido clave es contra Uruguay".

Paraguay se enfrentará ante Colombia, el miércoles a las 20, Puerto Rico, por su parte y como decía Jalieski, se enfrenta contra el conjunto uruguayo, esa final que, como nos decía Jalieski: "es el partido que tenemos que ganar si queremos seguir soñanado con un Mundial".