Exceso de confianza

Alberto Palmetta cayó por puntos ante el mongol Byamba Tuvshinbat en la pelea correspondiente a la primera fase de la categoría welter de los Juegos Olímpicos Río 2016.

Exceso de confianza
La desazón del argentino ante la derrota/Foto:entornointeligente

Un "exceso de confianza" fueron las palabras utilizadas por el joven púgil argentino luego de la derrota sufrida este domingo ante el nacido en Mongolia, Byamba Tuvshinbat, en el combate correspondiente a la categoría welter.

De esta forma el boxeador de 26 años nacido en la ciudad bonaerense de Beccar, San Isidro, cayó por decisión en las tarjetas (30-27/ 30-27/ 29-28) ante un contrincante que siempre estuvo mejor parado en el ring y que aprovechó el alcance de sus brazos para poder conectar a Palmetta, en más de una ocasión.

El primer round encontró al argentino con una guardia bien cerrada, buscando la pelea corta por momentos, pero conectando escasos golpes. Por el contrario, el mongol conectaba su potente derecha sobre la humanidad del argentino en varios momentos lo que le permitían llevarse el primer round de manera clara.

La segunda vuelta siguió mostrando el buen boxeo de Tuvshinbat. La velocidad de piernas, la  potencia de su mano derecha, el cruzado de izquierda y un certero recto al mentón fueron más que suficiente para que los jueces del combate lo dieran por ganador de manera unánime en el segundo round. El argentino pudo colocar un buen golpe al hígado, y un par de golpes certeros de su mano izquierda, que poco podrían variar el transcurso de la pelea.

Recién en el último round se pudo observar lo mejor del argentino, que claramente sabía que debería jugarse el todo por el todo para poder cerrar una pelea que hasta el momento le era adversa. La potencia de su mano izquierda empezó a conectar al mongol que claramente lucía cansado. Palmetta comenzó a conectar de manera certera al boxeador vestido de rojo que lucía cansado por el desgaste realizado en las dos vueltas anteriores. Entrando en el golpe a golpe se lo observó más entero al argentino, pero no sirvió para dar vuelta una contienda que se llevó el boxeador asiático que en los últimos juegos de Londres había alcanzado el noveno puesto.

Al finalizar la contienda el argentino declaró ante las cámaras y dijo:Me engolosiné con mi confianza, con el tema de cruzarme,  sentí que le corté la boca y el pómulo, y que era certero, pero uno puede equivocarse en el ring”, y finalizó: ”Estoy conforme con el fallo y me sentí conmigo mismo a pesar de un escenario adverso”.

Palmetta fue el segundo púgil argentino que compite en estos Juegos Olímpicos y se trata de la segunda derrota del boxeo nacional hasta el momento. Lo que continúa para el equipo argentino se podrá ver este mismo domingo cuando Ignacio Perrín enfrente al tailandés Amnat Ruenroeng a partir de las 17:15 horas por la categoría ligeros (hasta 60 kg).