Río 2016: Palermo, a cuartos

La remadora argentina obtuvo su pase a la siguiente instancia tras quedar segunda en el Repechaje que disputó hoy. Lideraba con comodidad y sufrió sobre el final, pero cumplió con su objetivo.

Río 2016: Palermo, a cuartos
Palermo redondeó una buena performance (Foto: Olé).

Luego de su presentación del sábado, en la cual llegó a estar tercera en su regata pero las olas le jugaron una mala pasada y terminó quinta, Lucía Palermo tuvo su revancha ésta mañana, en el estadio de Lagoa, por el Repechaje 2. Estaba pautado para ayer, pero por debido a inclemencias climáticas, se pospuso para este lunes. Esta instancia fue compuesta por las competidoras que en la rueda anterior no pudieron quedar entre las primeras tres. Es decir, una nueva oportundad para que las dos primeras de cada repesca se clasifiquen a los cuartos de final.

Lucía compitó ante Klm Ye-Ji (Corea del Sur), Huang Yi Ting (Tapei) y Akkosiwa Ayivon (Togo). Se acomodó muy bien en el primer lugar durante los primeros 1.000 metros, llegando a estar 15 segundos por arriba de la tercera. Sabía que manteniendo un puesto entre las primeras dos, se metía en la próxima ronda. Sin embargo, entrando a los 1.500, empezó a disminuir el ritmo y la surcoreana le empezó a pisar los talones, hasta que la pasó en las últimas remadas y ganó el primer puesto, a los 2.000. La argentina fue segunda y, a un segundo, se ubicó la representante de Tapei, que aceleró sobre el final pero no pudo alcanzar a Lucía, que llegó con lo justo. Muy rezagada llegó la toganesa, que compitió de un modo diplomático.

Los tiempos fueron los siguientes: Ye-Ji 7:59:59, Palermo 8:00:59, Yi Ting 8:01:27 y Ayivon 9:04:76. Lucía superó su marca de la carrera anterior, en la cual terminó en 8 minutos, 47 segundos, 1 centésima.

De esta manera, competirá mañana desde las 9.10 en los cuartos de final. Quedaron en total y sumando las ganadoras de los Repechajes, 24 remadoras. Serán cuatro tandas de seis en los cuartos de final, y ahí sí que Palermo no tiene más margen de error. Su ilusión olímpica sigue arriba del bote.