Seis Naciones 2017: Inglaterra, el gran favorito
Foto: algarabía pura en el Stade de France. Tras cuatro años de sequía, Inglaterra vuelve a conquistar el torneo de las Seis Naciones. ¿Podrá retener el título? Crédito: The National

Twickenham, Londres. Sábado 3 de octubre del 2016. Un lugar y una fecha que quedará impregnado en la piel de cada inglés amante de la ovalada. En aquella jornada, la Rosa, con Stuart Lancaster como mandamás, cae por 23-13 ante los Wallabies y queda afuera de la octava edición de la Copa William Webb Ellis, y nada menos que en su casa y con más de 80 mil almas apoyando para evitar la debacle deportiva.

Ahora sí, párrafo aparte. La zambullida de Matt Giteau -uno de los exponentes del rugby australiano en la actualidad- ha quedado lejos en el tiempo, pero no se olvida. Es más, hasta sirve como motivación para no volver a dicha época. Hoy, con Eddie Jones -nacido en Australia, paradójicamente- al mando, el presente de Inglaterra ha dado un giro de 360 °: título en la edición 2016 del torneo de las Seis Naciones, tres triunfos en igual cantidad de partido ante los Wallabies en la ventana de junio -y en condición de visitante, lo cual lo vuelve aún más especial- y cuatro éxitos (ante Sudáfrica, Fiji, Argentina y, por cuarta vez en el año, también frente al último finalista de la RWC) como frutilla del postre en la ventana de noviembre. También hubo cambio de capitán: desde su llegada al selectivo nacional, Jones le quitó el brazalete al tercera línea Chris Robshaw -de grandes actuaciones pero, aparentemente, sin peso para ejercer la capitanía- para dársela al hooker Dylan Hartley, uno de los mejores jugadores que tiene la Rosa en este momento.

De cara a este 2017, ¿tiene que modificar algo Inglaterra? Claro que sí. Todos los grandes equipos del deporte se reinventan año a año con el objetivo de mantenerse en lo más alto. Pero hay una realidad: el único que parece estar preparado para destronarlo es Irlanda y, a lo sumo, Gales. Escocia y Francia, en cambio, parten desde un poco más atrás. Entonces, ¿qué debe cambiar? Está claro que la mentalidad debe mantenerse intacta, pero sí pueden seguir innovando en cuanto al juego, con la premisa de no volverse un elenco predecible para el adversario de turno. Si logran llevar a cabo estos pequeños cambios, los creadores de este deporte estarán muy cerca de quedarse con la gloria en marzo, cuando se baje el telón.

Entrenador: Eddie Jones. Finalista en la Copa Mundial del 2003 con Australia, clave en la expansión del rugby japonés que tuvo su explosión en la victoria ante Sudáfrica en la última cita mundialista e invicto desde su aterrizaje en territorio inglés. ¿Estamos hablando del mejor en su rubro a nivel mundial? Sí, tal vez. ¿Quién le puede hacer frente? ¿Steve Hansen? ¿Michael Cheika? ¿Joe Schmidt? Lo cierto es que los números de Jones hablan por sí solos, ya sea con los nipones o con el representativo de la RFU (Rugby Football Union, la entidad madre de este deporte en Inglaterra).

Capitán: Dylan Hartley. Pese a los buenos resultados que obtuvo la escuadra con él como líder dentro del grupo, la prensa ya se ha encargado de ponerlo en el ojo de la tormenta. Su nivel no deja dudas, pero sus reiteradas indisciplinas lo han hecho tambalear en el ‘cargo’.

Jugador a seguir: Maro Itoje. Para muchos, el mejor jugador del rugby inglés; para otros, más audaces, del planeta rugbístico. Lo cierto es que el joven de 22 años con presente en Saracens es la gran esperanza de Jones y la RFU. Es en quien depositan gran parte de sus sueños. Pese a su corta edad, él ya se ha vuelto un factor clave en cada partido que disputa. En el 2016 no pudo mostrarse en su esplendor debido a una lesión que lo tuvo alejado de las canchas en el segundo tramo de la temporada. Volvió con todo a su equipo, líder de la Premiership -certamen doméstico- y principal candidato en la Copa Europea de Campeones. ¿Podrá hacerlo con la camiseta de su país?

Plantel:

Forwards: Dan Cole (pilar. Leicester Tigers), Nathan Catt (pilar. Bath), Ellis Genge (pilar. Leicester Tigers), Joe Marler (pilar. Harlequins), Matt Mullan (pilar. Wasps), Kyle Sinckler (pilar. Harlequins), Jamie George (hooker. Saracens), Dylan Hartley (capitán. Hooker. Northampton Saints), Tommy Taylor (hooker. Wasps), Charlie Ewels (segunda línea. Bath), George Kruis (segunda línea. Saracens), Joe Launchbury (segunda línea. Wasps), Courtney Lawes (segunda línea. Northampton Saints), Maro Itoje (segunda línea. Saracens), Jack Clifford (tercera línea. Harlequins), Teimana Harrison (tercera línea. Northampton Saints), James Haskell (tercera línea. Wasps), Mike Williams (tercera línea. Leicester Tigers), Tom Wood (tercera línea. Northampton Saints) y Nathan Hughes (octavo. Wasps).

Backs: Danny Care (medio scrum. Harlequins), Ben Youngs (medio scrum. Leicester Tigers), Owen Farrell (apertura. Saracens), George Ford (apertura. Bath), Alex Lozowski (apertura. Saracens), Elliot Daly (centro. Wasps), Jonathan Joseph (centro. Bath), Henry Slade (centro. Exeter Chiefs), Ben Te’o (centro. Worcester Warriors), Jonny May (wing. Gloucester), Jack Nowell (wing. Exeter Chiefs), Anthony Watson (wing. Bath), Marland Yarde (wing. Harlequins) y Mike Brown (fullback. Harlequins).

Fixture:

Primera fecha (sábado 4 de febrero, a las 13:50): Inglaterra - Francia (Twickenham, Londres)

Segunda fecha (sábado 11 de febrero, a las 13:50): Gales - Inglaterra (Millennium, Cardiff)

Tercera fecha (domingo 26 de febrero, a las 12): Inglaterra - Italia (Twickenham, Londres)

Cuarta fecha (sábado 11 de marzo, a las 13): Inglaterra - Escocia (Twickenham, Londres)

Quinta fecha (sábado 18 de marzo, a las 14): Irlanda - Inglaterra (Aviva, Dublín)

*Los horarios corresponden a la Argentina

VAVEL Logo